Tuesday, May 08, 2007

Las cucarachas de la Rigalt

El otro día mi querida Carmen Rigalt escribía sobre su firme propósito de encontrar y exterminar todas las cucarachas que encontrara. El viernes pasado asentía orgullosa cuando la mariprogre Jorge Javier Vázquez ponía cara de te-vas-a-enterar y anunciaba los zulos de la Pantoja, esa peligrosa terrorista de la que se dijo de todo menos exigir su ejecución inmediata por un pelotón de fusilamiento a las órdenes de Almudena Grandes. Lástima que sus ímprobos esfuerzos sólo se vieran recompensados con un raquítico 11% de share.

No te preocupes Carmen, desde hoy toda España ha encontrado un nido de cucarachas contra el que espero te apliques a fondo en los próximos días. Podrías empezar preguntándote, como has hecho otras veces, si el elector de Madrid sabrá lo suyo. Lo de Intermoney, claro, no lo del National Geographic versión queer.

¿Asistiremos en los próximos días a alguna revelación sobre la vida de Miguel Sebastián que lo presente como víctima de la conspiración facha y heterrora? ¿Nos dirán eso de que la derecha española no está preparada para tener un alcalde "a mi manera"?

La Rigalt y el resto de palmeros titularán: "Miguel, víctima por un amor diferente", "Las auténticas razones de los ataques de COPE a Sebastián", y los demás nos partiremos de risa.

Mami, el negro está rabioso
quiere pelear conmigo.
Ay, díselo a mi papá.
Mami, yo me acuesto tranquilo,
me arropo de pié a cabeza
y el negro me destapa.
Mami que será lo que quiere el negro
Mami que será lo que quiere el negro.
Sebas, dimite si te queda un poco de decencia. Al fin y al cabo, siempre te quedarán las Bahamas.

1 comment:

Antinoo said...

Creo que abandonar la decencia es un requisitio para afiliarse en el PSOE. A ver cuando se presenta a las elecciones algún mariquita decente y que no reniegue de su sexualidad. Pero que tampoco haga carrera por ello al estilo Zerolo.
¿Para cuándo Pandemonio?