Monday, July 02, 2007

Fascismo queer

Héctor Anabitarte, militante del PSOE en Aranjuez, pretende liberar a los menores del secuestro de sus padres. Si esto no es fascismo, que venga Dios y lo vea. Para evitar malentendidos reproduzco párrafo de su artículo De Argentina a España publicado en el libro Primera plana, la construcción de una cultura queer en España que que acabo de terminar tras leer la reseña de Luis -por cierto, una fiesta estupenda la de su cumpleaños; lean la crónica de Alianza entre Mamones.

La verdad es que con cosas como estas el apoyo a la objeción de conciencia ante la Educación para la Ciudadanía es una de las causas más loables que se pueden defender en la España actual.

En el ámbito educativo, el sexo sigue siendo un tabú. No me refiero al amor entre personas con los mismos cromosomas, el amor heterosexual también es ignorado, la sexualidad misma es un tabú. Se niega el acceso a una cultura sexual placentera, sin culpas, al margen de las necesidades del funcionamiento de una determinada sociedad.

Los adultos nos podemos casar, o no, con quien nos dé la gana, y nos podemos divorciar, pero los menores siguen amorosamente secuestrados por sus tutores legales. Ésta es una reivindicación a tener en cuenta y habrá que enfrentarse con otra cruzada.

¿Dejaría usted en manos de este simpático activista la educación de sus hijos?

EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA, EN MI NOMBRE, NO. OBJECIÓN DE CONCIENCIA YA.

12 comments:

Anonymous said...

Me recuerda otro diptico informativo de Zerolo en el que informaba a la comunidad gay que los menores de edad a partir de los 13 años pueden consentir a tener relaciones sexuales con adultos de forma completamente legal.
Supongo que si son mas pequeños y los has adoptado, tampoco se va a enterar nadie...

nefar said...

"Supongo que si son mas pequeños y los has adoptado, tampoco se va a enterar nadie..."

Una frase francamente repugnante que retrata al indigente moral que la pronuncia.

naixn said...

Hoy existe la tendencia, desde las más diversas vertientes, a poner en cuestión la familia e incluso a destruirla. En primer lugar de parte del Estado. El Estado moderno, autónomo, con tendencia a lo totalitario desconfía de la familia porque constituye el mayor impedimento natural contra la absorción del individuo.

Todos los movimientos revolucionarios proucran disolver la familia porque ella es la depositaria de la tradición; contrarrestar la autoridad de los padres sobre los hijos como contrapeso; sustraer los hijos a la familia y utlizarlos como material para la estructura prevista.

Es inútil apelar a las convicciones democráticas de estos educadores de la ciudadanía, pero sorprende que la anomia, la violencia y el declive de la natalidad se consideren problemas de segundo orden. Un poco, quizá.

Anonymous said...

Hay que apoyar a las familias, a todas las familias. Ni los heterosexuales se van a volver homosexuales porque los homosexuales nos podamos casar, ni la natalidad va a bajar porque los homosexuales nos podamos casar, ni los homosexuales somos todos unos violadores natos ni tantas chorradas que algunos vomitan a diestra y siniestra. En cuanto a la asignatura de EpC hay cosas que no me gustan, pero otras sí. Por otra parte, estoy de acuerdo con que los padres puedan objetar, pero yo directamente suprimiría el sistema de conciertos educativos -como opina Federico- y promocionaría la eliminación de la escuela pública. Muchísima gente quiere que sus hijos sepan qué son los homosexuales, y que al llegar a los 14 años no se suiciden porque les gustan los chicos. A otros padres les da igual, o prefieren que su hijo viva amargado con una mujer toda la vida, o directamente se mate o le apliquen una terapia reparativa con electroshocks o pastillas, como aún se hace. Es cuestión de prioridades: el bienestar o la secta.

naixin said...

No estoy de acuerdo en llamarlo matrimonio ni estoy seguro de que no vaya a repercutr en la natalidad (ni tú tampoco). Por lo demás, cada palo aguante su vela:

- Es objetivo, evidente e inevitable que la homosexualidad es irreversible, si no es mediante un serio y hondo proceso psicoanalítico no asequible a todos por falta de información, de ganas o de tiempo; que suele comenzar muy temprano en la vida de forma completamente inconsciente y que sus resortes no son ni conocidos ni manejables por el interesado, el cual, simplemente, se encuentra de pronto al llegar a cierta edad temprana con unas inclinaciones afectivas y eróticas muy determinadas pero, a juicio de su medio social, impresentables.

- La Iglesia Católica (y otras denominaciones cristianas, marxistas o islámicas) que, como “provida mater”, debería haber sido su paño de lágrimas, encima les rechaza y condena sin remisión como sucios y degenerados y a veces como “enfermos”… lo cual, ya puestos a moralizar en ese plan, debería eliminar toda culpabilidad en su comportamiento, lo mismo que cojear, tartamudear o tener eccemas no es falta moral alguna.

- Con la homosexualidad ocurre exactamente igual que con una forma de carácter, un perfil de personalidad o un sistema de reacciones temperamentales porque es, al fin y al cabo, una modalidad más de esto mismo: se encuentra el sujeto siéndolo, todavía de niño, y teniendo esas inclinaciones. Y de adolescente o preadolescente, la afectividad y el deseo le llevan a practicar antes y aún más intensamente que los otros chavalines en este sentido específico. Eso es todo.

- Poniéndome en la mentalidad de cierto sector eclesial del momento actual y concediendo, no asintiendo, que se pueda juzgar todavía estas cosas desde el punto de vista genéricamente moralizador, con la radicalidad indiscriminada y en blanco y negro con que en otros siglos se ha acostumbrado tratar ciertas actividades sexuales, incluso las de los no homosexuales, lo único factible habría sido llamar la atención muy en concreto sobre determinadas prácticas sexuales claramente especificadas, y aún esto habría sido discutido y discutible.

Que todos los problemas sean como este.

Libertymad said...

La cosa ha derivado en asuntos que no estaban contenidos en mi post. Lo que a mí me parece un crimen es que un señor ignorante que ni tiene hijos ni sabe de educación diga que él va a liberal a los niños del secuestro de sus padres y que para ello habrá que enfrentarse a otra Cruzada. Sea hijo de heteros, gays o lo que sea, ningún niño merece semejante castigo. Me temo que con gente como Héctor a cargo de la educación de los niños los suicidios no disminuirían, más bien todo lo contrario.
Como bien decís, la cuestión aquí es destruir la familia, sea como sea, y entregar la educación de los niños a los agentes del Estado o a los activistas políticos con "ideas".

Anonymous said...

José Antonio Zarzalejos Nieto.....¿Cesado como Director de ABC?

Rodrigo said...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira.(If you speak English can see the version in English of the Camiseta Personalizada. Thanks for the attention, bye). Até mais.

David said...

No recurrire al facil comentario de dejar los hijos a cargo de la iglesia......cuando los casos de pederastia no escasean, y lo que es peor, los responsables los ocultan.

Sobre el comentario de cuanto dinero ahorra la iglesia al estado.....manipulazion, no solo salvaje sino tambien burda.

Resulta que caritas recibe del estado una parte del porcentaje que la gente senyala que va destinado a fines sociales (en contraposicion a la iglesia catolica). Es decir, que incluso aquellos que creen que no deberia ir su dinero a la iglesia, acaba iendo hacia alli. No es que me parezca bien, ni mal, es simplemente un dato REAL.

Entonces el dinero que ahorra la iglesia catolica en colegios al estado...es porque no son concertados?

Supongo que hablando de fascismo, era muy apropiado el comentario sobre la modificacion de la conducta. (me la suda si el fascismo es de derechas, es de izquierdas, o es liberal).

Es asi como se defiende la libertad?

Mary White said...

Sin embargo, no hay objeción de conciencia para esto: ¡quedas taggeado por Lady Godiva!
http://marygodiva.blogspot.com/2007/07/fausta-por-tu-curpa-curpita-que-dice-la.html

Anonymous said...

A todos aquéllos que todavía tratan de experimentar con la supuesta reversibilidad de la homosexualidad les propongo algo nuevo en lo que quizá no hayan pensado nunca. Dejen que esas personas se desarrollen con normalidad y dejen de adjudicarles trastornos y supuestas "anormalidades" que de por sí les vienen por el rechazo social a su orientación.

¿Por qué no dejan de buscar explicaciones que lo único que consiguen es continuar con ese rechazo? La homosexualidad, como la bisexualidad y la transexualidad ha existido y existirá siempre aquí y en cualquier tipo de cultura ¿no les parece suficiente argumento como para considerarlo natural e inherente a la raza humana?. Los que la tratan como algo enfermizo sin serlo son ustedes y con eso lo único que están consiguiendo es que las cifras se disparen, como las del sucidio, para luego después atribuirlo a la homosexualidad y no a su visión inquisidora. No hacen más que crear una supuesta enfermedad y supuestos métodos curativos para justificar su maldita visión de las cosas y eso no sólo se ha hecho con la homosexualidad, se viene haciendo con infinidad de cuestiones. Así que déjennos vivir en paz.

Anonymous said...

zarzalejos cesado en abc