Friday, July 20, 2007

Una opción liberal y realista para Cataluña

La salida apresurada de Piqué abre una gran oportunidad para el Partido Popular en Cataluña: una opción liberal. Sería un error promocionar a personas como Alberto Fernández, de conocidas tendencias fachas y altura intelectual bastante deficiente.

En el Partido Popular hay personas de sobra que pueden hacerse cargo de ese partido en Cataluña y marcar un giro liberal que defienda los derechos individuales de los castellanohablantes y plante cara al intervencionismo y populismo del resto de las fuerzas políticas.

Ese cambio lo representan personas como los diputados Daniel Sirera, Carina Mejías y Rafael López Rueda -colaborador de Catalunya liberal- aparte de los mencionados por la prensa Sánchez Camacho y García Albiol.

Nos guste o no, la cultura política de Cataluña es algo diferente a la de muchas otras regiones. La mayoría de los catalanes dicen sentirse españoles y catalanes a partes iguales. El antídoto contra el veneno identitario y socialista no puede basarse en un españolismo rancio e igualmente colectivista que el PP no defiende en ninguna parte, sino en la defensa de la sociedad civil frente a la oligarquía nacional-socialista.

Creo que la salida de Piqué es una gran oportunidad para el PP, que podría dar un giro liberal justo en la región española donde el intervencionismo es más atroz. Veremos qué pasa esta tarde...

9 comments:

Javi said...

Sirera es liberal-conservador.

García Albiol, conservador-liberal.

Fernández Díaz cristianodemócrata.

El otro día hablando con un concejal del PP del Ayunt. de BCN, me lo reconoció, en el PP-C, las alas dominantes son las conservadoras y las cristiandodemócratas.

Y me jode, porque yo soy de la rama liberal, y estamos de capa caída.

Saludos

Javi

Libertymad said...

Mi percepción es bastante diferente:

Sirera y Meías: liberal-conservadores
Rafael López: Liberal

Alberto Fernández: derechona estilo AP.

Piqué: socialdemócrata.

El cambio puede ser a algo mejor o a peor.

Jorge Castrillejo said...

Me gustaría intercambiar enlace con tu blog. Si estás de acuerdo mándame un comentario. Un saludo.

Libertymad said...

Sí estoy de acuerdo. Gracias.

Carlos López said...

1) Alberto Fernández Díaz tiene todos los números para ser el sucesor de Josep Piqué.

2) Los nombres que propones son todos funcionarios de partido, Daniel Sirera o Carina Mejías no son ni más ni menos competentes que Alberto Fernández. Como preferencia personal, yo escogería a Sirera.

3) Por desgracia, toda persona intelectualmente solvente, a la que ve un poco de qué va esto del mundo interno de los partidos se marcha. Los mejores recambios de Piqué están a estas alturas ya fuera del PPC.

4) Rafael López es un libertarian, a mí me gusta 'a ratos', pero jamás ha dicho una palabra en contra del nacionalismo catalán, más bien al contrario. Es ultraliberal en lo económico, progre moral, y si Piqué te parece catalanista, a López le da miedo hasta decir España...

5) El PPC necesita un revulsivo porque a este ritmo, en las próximas elecciones municipales desaparece. Y con lo que hay, el revulsivo ilusionante no lo veo, no lo veo.

Javi said...

Hombre; marc vidal dice que sirera nos puede dar una sorpresa.

Rafa Lopez sí es otro tema; este es más de mi rollo, pero vaya...

En cualquier caso, mala cosa.

Se va uno de los buenos.

Saludos

Javier

Nairu said...

Sirera es un inútil y un comunicador muy torpe, como Vendrell.

La más inteligente con diferencia es Sánchez Camacho, que además habla un catalán impecable.

v. gago said...

"El antídoto contra el veneno identitario y socialista no puede basarse en un españolismo rancio e igualmente colectivista que el PP no defiende en ninguna parte, sino en la defensa de la sociedad civil frente a la oligarquía nacional-socialista".

Si el "antídoto" de un "españolismo rancio e igualmente colectivista" ("igualmente" a qué? ¿Al PP de Piqué, al de Rajoy, al Tripartito?) no figura en el recetario del PP "en ninguna parte", entonces, ¿por qué se conjura en este post? Su comentario parece justificar un supuesto "hecho diferencial" de la política catalana basándose en criaturas fantasmagóricas a las que Usted mismo otorga la categoría de inexistentes: ese "españolismo rancio y colectivista". ¿No discierne así el catalanismo frente a su némesis? Ay, el Síndrome de Estocolmo

Rafael del Barco Carreras said...

Sobre los Fernández Díaz...

ELECCIONES 2008

Los Fernández Díaz

El PP en Barcelona



Rafael del Barco Carreras



En equipo con Joseph Piqué Camps, hombre políticamente creado por Pujol, y colaborador (empleado) de Javier de la Rosa. Con esos antecedentes cualquier equipo político debiera desaparecer y dedicarse a anexas empresas, o en las de Lara de Planeta, otra estrella. En Madrid, Jorge Fernández Díaz, en Barcelona Alberto Fernández Díaz, y con Enrique Lacalle Coll, financiado por De la Rosa, quizá por conocer con exactitud por sus cargos en el Ayuntamiento y Consorcio de la Zona Franca el destino, forma y maneras, del Gran Desfalco. No en vano se sentaba en las mismas asambleas que los otros financiados, los socialistas de Serra y Maragall. Un amigo de De la Rosa que la ironía de la vida coloca en la Jefatura del Consorcio y que leyendo sus "negocios" en Internet me resucita los "30 años de la Gran Corrupción"... nada ha cambiado...

Me equivoqué al escribir sobre el mayor, Jorge. Yo le tenía por abogado. Él ni lo recordará, y menos a mí, de ordenanza (preso por el Caso Consorcio), cuando visitaba el locutorio de “jueces y abogados” por los 80 en La Modelo, por el caso Seguros Sociales, y resulta que es ingeniero, y era, inspector del Ministerio de Trabajo. ¿Qué hacía allí un Inspector de Trabajo presentado como abogado en un caso donde con absoluta seguridad habían inspectores de Trabajo involucrados?. Un caso que de darle la publicidad que merece entra de lleno en la Gran Corrupción, www.lagrancorrupcion.com. Cien importantes empresarios involucrados, cuarenta detenidos, todos en libertad con fianza a los máximo cuatro meses, y Juan Piqué Vidal, defensor de la mayoría, y de uno o dos, Pascual Estevill, unos detenidos y otros, curiosamente, no, y juzgados diez años después sin ingresos en prisión. Liquidaciones falsas, no ingresadas, con sellos y registro. Cobraban en efectivo el 10 % de la deuda, y liquidada. Nunca jamás se detuvo en Barcelona a tanto empresario, ni después con los cientos involucrados en algo parecido, las liquidaciones por IVA, también en manos de Piqué Vidal y Pascual Estevill (una de las operaciones de sus extorsiones). Lo viví, y lo cuenta Antoni Piñol, secretario de Juan Piqué Vidal (que entró en la Fiscalía a denunciar a su Jefe y salió como denunciado), en su escaso libro “La toga manchada de Piqué Vidal”, Ediciones de la Tempestad, 1998, con Vicens Cardellach Marsá y su gestoría, presidente casi vitalicio del Colegio de Graduados Sociales. ¡Otra víctima, Antoni Piñol!.