Tuesday, January 22, 2008

Misiles contra los niños

Israel, principios de septiembre de 2007. Comienza el curso escolar. Desde Gaza, los niños israelíes son recibidos a la hora de entrar en el colegio por misiles que se estrellan en el patio y en las aulas. Varios heridos y miles de familias aterrorizadas. Manifestación frente al parlamento exigiendo protección. Olmert y su gobierno no pueden garantizarla, no vaya a ser que la respuesta obstaculice el proceso de paz. Lo leo y lo escucho mientras tomo el sol en Tel-Aviv en la playa del Hilton rodeado de unos chicos guapísimos. Meses después la situación ha empeorado. Israel contesta tarde y, como siempre, la muerte de los atacantes es recibida con protestas en la prensa internacional, indignada por el hecho de que los judíos ejerzan su derecho a la legítima defensa.

La vida de un niño isrelí sigue valiendo menos que la de un terrorista palestino.

6 comments:

Anonymous said...

"Lo que se juega [...] con la supervivencia de Israel es la supervivencia de la modernidad, de los valores de la democracia, de la razón, del individuo, los derechos duramente conquistados en Occidente. Hace unos años, yo pensaba que si caía Israel, el resultado sería un pogromo planetario, con cosacos y SS de todos los colores en una prolongada matanza, [...] hasta acabar con el último judío. Ahora sé que no será así, que no cesará con el último judío, sino con el último lector, el último escritor, el último músico, el último científico. Si Israel cae, la sharia se impondrá al estilo Pol Pot, con la colaboración de los mismos que miraron con simpatía a los jemeres rojos, [considerándolos] víctimas del imperialismo y otras majaderías. Si Israel cae, habrá un Reich de mil años, un terrible retorno a las edades oscuras" (Horacio Vázquez Rial, "Si Israel cae", en VVAA, "En defensa de Israel", Certeza, 2006, p. 331).

Cheers, C.

seleucus said...

Pues sí.

f.1 said...

Hay algo que se llama principio de proporcionalidad. Me causa gracia la defensa de un Estado muy cercano al fascismo como paladín antifascista.

Las libertades individuales NUNCA las va a asegurar NINGÚN Estado sino al contrario, son las ideas de que los Estados son solución las que han llevado a este conflicto interminable.

Anonymous said...

¡Qué gracia, "el Estado nunca es solución"! Bien, entonces supongo que la libertad de los israelíes quedará definitivamente garantizada cuando el Estado israelí sea desmantelado, el Tsahal disuelto, la tierra de Canaán inundada por ejércitos árabes, y los judíos degollados o "echados al mar"!

Hablas de "proporcionalidad". Creo que Israel la ha respetado -en líneas generales- a lo largo de su historia. Lo que nos cuenta la (mayoría de) la prensa está sesgado por una parcialidad proárabe desvergonzada. Se han construido auténticos mitos como "la masacre de Jenín", "la complicidad israelí en Sabra y Chatila", etc. Saludos, C.

f.1 said...

Según tu razonamiento hay estados santos y estados impíos, estados puros y estados impuros. Vaya.

Cambia mis palabras, dije que la razón de Estado de pretender un Estado como los islamistas y los sionistas es lo que causa los problemas. Y ahora sólo mueren judíos según tú... y terroristas solo son los árabes y sus milicias según tú... y el Ejército de Israel acaso no es terrorista¿?¡!

Anonymous said...

f.1: Me parece evidente que unos Estados son más civilizados que otros. El de Israel -con los fallos y debilidades que sean- es el único que defiende y practica los valores democráticos en esa región.

El ejército de Israel no es terrorista (si por terrorismo entendemos ataques indiscriminados contra civiles). Y no he dicho que sólo mueran judíos. Hay un conflicto, y mueren personas de ambos bandos. Pero sólo uno de los bandos recurre al terrorismo. Terrorismo es hacer saltar por los aires una pizzería, un autobús o una discoteca: eso sólo lo hacen los árabes.