Tuesday, July 15, 2008

Obama les canta las cuarenta a los suyos

Como ya hiciera Bill Cosby hace años, Obama ha dicho que los negros deberían responsabilizarse de sus vidas. En su aparición en la convención de la NAACP el candidato presidencial demócrata ha aconsejado a los padres ayudar a sus hijos a hacer los deberes, reunirse con sus profesores, apagar la televisión y los vídeojuegos y en general dar buen ejemplo. Obama añadió que por mucho que el Estado y los empresarios hagan su trabajo, nada de esto servirá si las personas no se responsabilizan de sus vidas.

No han faltado quienes dentro de la comunidad negra han acusado a Obama de denigrar a los suyos y de animar el racismo (las acusaciones me suenan familiares, pero eso es otra historia). Entre ellos, Jesse Jackson, el hombre que según un jefe negro que tuve en los EE.UU., nunca ha tenido un trabajo en su vida.

Me alegra mucho que Obama haya dicho todo eso. Hace años tuve la oportunidad de ayudar en una clase de Ciencia Política sobre los negros y la política en los EE.UU. Una de las cosas que más me impresionó fue el enorme espíritu de trabajo y sacrificio de millones de negros americanos, su heroísmo, su patriotismo y lo que allí llaman "valores familiares". Y desde luego el estilo de las mujeres negras. Presenciar la entrada de las señoras a una iglesia un domingo por la mañana es uno de los espectáculos más bellos a los que he asistido en mi vida. Supongo que las parroquias negras estarán llenas de cool hunters tomando nota de los modelitos y combinaciones de colores de las feligresas, que dejan a las estrellas de Hollywood a la altura del betún.

Sin embargo, la cultura de la dependencia ha causado estragos entre la población negra, por no mencionar la política de cuotas y de discriminación positiva. En un departamento de la universidad en la que estudiaba y trabajaba, al inicio de cada trimestre los profesores comentaban el alumnado que habían recibido y las expectativas que les generaba. El nivel de la clase se solía medir por dos variables, el número de asiáticos y el de negros. Cuantos más asiáticos mayor el nivel. Cuantos más negros, lo contrario. Me preguntaba si tal vez no sería más conveniente olvidarse de las cuotas aunque eso significaque admitir menos alumnos negros. De ese modo no se reirían de ellos ni pensarían que todos habían llegado por medio de cuotas y que no se merecían su puesto en la universidad, o peor aún, que eran tontos.

Tuve varios alumnos negros y la verdad es que en general su nivel estaba por debajo de la media. Yo opté por exigirles lo mismo o incluso más que a los demás, porque algo que noté es que en general demostraban mucho más interés y curiosidad que el resto de los alumnos. Cuando venían a verme para preparar los trabajos y redacciones les sugería temas especialmente interesantes, aunque complicados, que requerían más investigación y creatividad y menos academicismo. Mi intención era que se dieran cuenta de que a pesar de que su cultura general fuera más baja que la de los blancos podían adquirirla y además usar otras habilidades que supongo tienen que ver con la forma en que fueron criados por sus padres. Los resultados fueron excelentes. Les hice trabajar "como negros" pero sacaron buenas notas, absolutamente merecidas (a alguno le quité puntos por faltas de ortografía y redacción con el argumento de que en el mercado de trabajo nadie aceptaría un cv o una carta de presentación con faltas), y fueron una fuente de inspiración para el resto de los alumnos.

Comentarios como los de Obama son valiosísimos. Espero que si gana las elecciones no los olvide en aras del electoralismo barato, y que gente como Jesse Jackson deje de usar los problemas de su raza en beneficio propio.

2 comments:

Reality Bit said...

La gran mayoría de las personas se pierde en devaneos sobre la necesidad de un sistema educativo eficiente, de unos fundamentos sociales para que los niños no tengan malos ejemplos... Y todo el mundo se equivoca. Porque desde el principio de los tiempos, quien educa a los niños son los mayores que están más cerca de ellos, y eso es algo que parece que olvidamos.
Saluditos apretados

Libertymad said...

Totalmente de acuerdo. De todas formas, la resocialización escolar a través de los compañeros es un asunto que siempre me ha interesado mucho porque he observado que a veces tiene efectos muy positivos. Pero luego te llegan los "pedagogos" y te dicen que no puede haber competitividad entre los alumnos y que hay que evitar que discutan o que se noten las diferencias entre ellos. Para mí eso es bueno porque se interesan unos por otros y aprenden, pero en estos tiempos un método así puede meterte en problemas.