Saturday, June 06, 2009

Ultras y socialcristianos

Resulta que el Partido de la Libertad del diputado holandés Geert Wilders es ultra, pero Alternativa Española no, sólo tradicionalista.

Geert Wilders no es ningún facha. Su programa es tímidamente liberal tanto en lo económico como en lo social. Incluso rechazó la ayuda que le ofreció la Fundación Burke, un think tank conservador norteamericano, porque le pareció demasiado derechista, y él es laico y liberal y no pretende convertirse en la sucursal holandesa de la Christian Coalition ni del Partido de las Familias. Lo que sí proprone Wilders es que Holanda sea más cauta a la hora de admitir inmigrantes musulmanes, muchos de los cuales se niegan a trabajar y además crean problemas por su extremismo religioso, que afecta sobre todo a la población gay del país, y que reforme el Estado de bienestar para evitar que algunos extranjeros lleguen con el objetivo de vivir del Estado.

En cambio, AES sí que es un partido ultra. Anticapitalista, antiliberal, antieuropeo (para ellos España está en algún lugare entre el Magreb y América Latina) y teócrata.

Como siempre, el problema es que algunos se niegan a criticar a AES o incluso piensan que este partido, así como algunos foros nacionalcatólicos y neofascistas como Foro Arbil, son una parte fundamental e imprescindible del frente amplio contra ZP. Que no se quejen entonces si alguien dice que Wilders es ultra. No se puede defender a uno y a otros al mismo tiempo.

2 comments:

Mario said...

Que AES es lo que dices, es cierto. Pero ello no exonera a Wilders de haber propuesto una prohibición de apertura de mezquitas, y el trato desigual de los ciudadanos musulmanes. Vale, que sí, una parte importante de los musulmanes representa un claro riesgo para los derechos de mujeres y gays, pero una cosa es denunciarlo al nivel político y otra muy distinta proponer medidas legales discriminatorias.

Por otra parte, Wilders ha propuesto la abolición del Parlamento Europeo, así que de antieuropeísmo sabe un cacho.

Vamos, que una cosa es estemos de acerdo con Wilders en los riesgos que representa el islam mainstream para las sociedades occidentales, y otra negar que el tipo tiene dejes peligrosos.

Saludos.

Libertymad said...

Pues antes no era así. Será que al final ha tenido que aceptar la ayuda de los think tanks radicales americanos, y adaptarse a sus demandas.