Sunday, July 30, 2006

Ruiz Gallardón: vedettismo político y prostitución de la sociedad civil

El repentino entusiasmo pro-gay del alcalde de Madrid no deja de ser sorprendente, ya que durante toda la controversia que ocasionó el asunto el año pasado a Gallardón no se lo oyó decir esta boca es mía. Sí lo hizo Celia Villalobos, la que pactó con Gil para conseguir la Diputación de Málaga a principios de los noventa -luego se dio cuenta de lo que había y del pacto con el GIL pasó a todos contra el GIL. ¿Por qué ARG se calló entonces?

Más tarde, cuando el PP decidió presentar un recurso ante el Constitucional contra la ley de matrimonio gay, Esperanza Aguirre dijo que no le parecía oportuno, mientras que Gallardón, ese gran liberal, guardó silencio. Eso sí, Esperanza no montó un circo en la Puerta del Sol ni fichó a Las Pulpas para que le pusieran música a su declaración de disconformidad. Si uno quiere, puede ser leal a sus principios sin perjudicar al partido, que en el sistema político español es el que paga los gastos de campaña. Que la partitocracia no nos guste es otro asunto, y su reforma tema complicado, porque habría que modificar el artículo 6 de la Constitución. Pero ni Esperanza ni Alberto RG estarían donde están si no fuera porque tienen una máquina detrás.

La excusa que el alcalde de Madrid ha dado es del todo falsa. Dice que tiene que cumplir la ley, cuando lo cierto es que ningún alcalde está obligado a celebrar bodas. Puede delegar en cualquier concejal. ¿Por qué miente Gallardón?

La conducta del alcalde es cuanto menos sospechosa. Gallardón convirtió la boda de ayer en un gran acontecimiento mediático con paseíllo del edil a través de la Plaza Mayor, beso de los contrayentes desde el balcón y locuacidad de Javier Gómez, quien se lanzó a los micrófonos de los medios convocados para alabar las virtudes de Gallardón y su apoyo a la causa. Pero él no estaba tomando partido; se limitaba a cumplir la ley... y los cerdos vuelan.

Lo de ARG me recuerda a los numeritos que montan ciertos famosos cuando perciben que han perdido notoriedad. Fulana de tal, que lleva varias semanas sin salir en las revistas, nos sorprende con un nuevo novio, unas fotos presuntamente “robadas”, unas compras en París, una bronca con su marido... o una boda gay. ¡Qué coincidencia, justo ahora que su partido estaba llevando la iniciativa mediática hasta el punto de conseguir que el PSOE se pusiera a la defensiva!

Pasemos ahora a la vibrante e independiente sociedad civil madrileña. En septiembre de 2002, el entonces presidente de la CAM presentó el Programa de Atención a Gays, Lesbianas y Transexuales de la CAM. Está concesión representó 70 millones de pesetas al año para COGAM, Coordinadora Gay de Madrid, cuyo organigrama sufrió algunas alteraciones: Javier Gómez, uno de los contrayentes de ayer, se convirtió en controlador de las finanzas de la asociación, mientras que Manuel Ródenas, el otro, fue designado abogado del proyecto financiado por Gallardón. Recordemos que en aquellas fechas Zerolo seguía siendo presidente Efectivamente, la relación del alcalde de Madrid con estos chicos es larga, y sobre todo bastante lucrativa para los enamorados, que gracias a Alberto se convirtieron en altos funcionarios de lo gay. El nepotismo de COGAM es algo bien conocido. La frase más oída cuando a alguien le dan un puesto en esa asociación es “¿y mi novio/a qué?”. Belleza y Poder versión mariquita.

Unos millones bien valen una foto para echar una mano a un político amigo en apuros. Ser agradecido es de bien nacido, y Javier y Manuel lo demostraron ayer con creces. ¡Qué majos son los dos, y que bien lucieron ayer!

Algunas jóvenes y cándidas promesas del liberalismo, cuyo idealismo sólo es comparable a su falta de perspicacia, se han desecho en loas a Gallardón en algunas bitácoras sindicadas a http://www.redliberal.com/ Si ser liberal consiste en vaciar las arcas públicas, aumentar los impuestos, embarcarse en mudanzas faraónicas y sacar nuevas prohibiciones y cánones a la semana, como la de las luces y el impuesto que viene sobre los vehículos todoterreno, yo me parto de risa. Y si a todo eso le sumamos lo apuntado más arriba, esto es, el alquiler de maricas útiles y subvencionadas para montar un numerito en la Plaza Mayor y salir en una portada, entonces me desternillo. Lo de Prisa mejor ni mencionarlo.

Ya es hora de perder la virginidad política. Todos hemos sido alguna vez Frédéric Moreau, pero entre ARG y Madame Arnoux hay bastante diferencia. El alcalde de Madrid es muchísimo peor, y además se le nota más.

Un político liberal debería intentar alejarse del bolsillo y de la cama de los ciudadanos, no cometer atracos y convertir actos personales y afectivos en photo-calls dignos de cualquier guateque de famosillos de tercera.

El día que me case, lo haré en chanclas, sin afeitar y a las ocho de la mañana. No se va a enterar ni mi novio, que irá convenientemente sedado para que no se le ocurra llamar a mi suegra. Lo siento por mi madre, pero no me apetece aparecer como extra en una producción cutre de viboreo intrapartidista. Prefiero hacerlo así a tener que ejercer mi derecho a la defensa propia ante cualquier politicastro oportunista y acabar en comisaría con el ramo en la mano.

A ver si somos un poco menos miopes y dejamos de hacerle el juego a políticos populistas e intervencionistas. Aquellos que confundieron el liberalismo con Robespierre acabaron mal. No conviene perder la cabeza, al menos de forma voluntaria.

10 comments:

José Carlos Rodríguez said...

Análisis político en su mejor ejemplo.

Libertymad said...

Gracias. Quedas invitado a la celebración de mi boda, que se llevará a cabo en alguna oscura caverna de La Latina.

José Carlos Rodríguez said...

;)

LouReedCensored said...

Ñooo!, escribes de puta madre. Enhorabuena por tu análisis.
El repaso que das a algunas promesas de RedLiberal es de lo mejor que he leído.
Se les ve el plumero...

more said...

Otro magnífico artículo de la factoría libertymad. Enhorabuena.

P.D.: No diré quién, pero en otra bitácora, en un comentario, una ya no tan joven promesa con blog propio incluía a Celia Villalobos (¡¡¡¡¡Celia Villalobos!!!!!) en el círculo liberal del PP.

castielero said...

Un artículo vibrante, sincero y reconfortantemente sensato.

Además como dice LouReedCensored, hay que ver que bien escribes.

Muchas gracias.

Neike said...

¿que tiene de liberal la homofobia? [º_º]

Eli Cohen said...

Celia Villalobos, esa maruja de barrio que no se por qué narices la puso
Aznar de ministra. Inculta, provinciana, verdulera, demogoga, hizo el ridículo con lo del guiso con hueso de cerdo...¿Recordais?

Pues según tengo entendido, ella, la Villalobos, y Gallardón, entre otros, están buscando dar un golpe de estado dentro del PP y hacerse con las riendas ideológicas y ejecutivas de la formación.

No les importan los homosexuales, ni los heterosexuales ni nadie. Solo les interesa hacerse con el partido.

Libertymad said...

Querido Neike, ¿qué tiene que ve el comunismo con la homofobia? TODO. Espero que cuando muera Fidel Castro te manifiestes en memoria de las decenas de miles de gays torturados y asesinados por órdenes directas del Che y de Castro. ¿Homofobia cristiana y conservadora? En el pasado mucha, pero creo que ellos han hecho su transición a la democracia mucho mejor que los progres. ¿Liberales homófobos? Nunca. Te doy una pista: Jeremy Behtham. Ya me contarás qué te parece.

Major_tom said...

Ya era hora de que alguien dijera algunas verdades del barquero a algunos "liberales". Sobre todo aquellos que parecen más próximos a la propaganda ideológica y la farfurria del PSOE. Si se dan cuenta sus posts es una repetición de Pepino Blanco (aparición de la extrema derecha apoyada por grupos mediáticos, moderación "a lo Gallardón"...).
Aunque me es muy indiferente lo que opinen. Si se dan cuenta son los mismos que abogaban por un partido liberal y en el intento de realizarlo en las últimas elecciones, mostraron su verdadera cara fascistoide.