Saturday, March 08, 2008

Reflexionando sobre Patxi López


No descartaba un gobierno con Batasuna en el País Vasco:




En una entrevista concedida a «Gara», López responde a una pregunta en la que se le recuerda que hay quien ha interpretado su defensa de «libertad de pactos, libertad de alianzas y posibilidad de alternancia» como «un intento de gobierno con Batasuna». «Que cada uno lo interprete como quiera», respondió el dirigente socialista, sin rechazar esa hipótesis. En su opinión, «estaríamos ciegos si no viéramos que en la izquierda abertzale está habiendo una reflexión que le puede llevar hacia el camino de la política y no de la violencia».

Respecto a los etarras:
López señala, además, que los procesados en el sumario 18/98 no son parte de ETA, aunque añade que «eso lo tendrán que dictaminar los jueces. Yo personalmente no lo creo así, pero pasamos una legislatura con Aznar en la que prácticamente toda Euskadi estaba bajo sospecha. No coincido con ese planteamiento y ahora la Justicia tendrá que actuar en base a su independencia», señaló el dirigente socialista.

Los presos de ETA:

A su juicio, «la política penitenciaria es una pieza de la política antiterrorista que dirige el Gobierno» y «habría que recuperar la complicidad que hubo en otros tiempos en política penitenciaria e intentar conseguir que fuera una pieza de la política antiterrorista con un componente humano superior».

Ayer, miembros del PSE le echaban la culpa del atentado a María San Gil y Patxi López impedía por la fuerza que Mariano Rajoy se acercase a la familia del asesinado.

Uno de los etarras que negoció con el Gobierno ordenó el asesinato de Isaías. ¿Lo conocía Patxi?

Los candidatos hablan de terrorismo:






8 comments:

ruben said...

Sutil y preciso. Como un bisturí. Como el amor verdadero. Como el viento. Es exactamente lo que había que decir, querido Liberty, y tú lo has dicho.
(Esperemos que los hados iluminen nuestros pasos mañana y en los años fríos que nos pueden esperar).
Carpe diem, hermano.

Retroferran said...

A ZP y a Patxi Lopez y al PSE los mató el ego y la arrogancia: pensaron que podían ganarle a ETA-Batasuna una partida de poker y no solo salieron escaldados sino que, ademas, con muertos en el haber.

La democracia y el Estado de Derecho SIEMPRE juegan en inferioridad de condiciones con los terroristas porque estos ultimos van al margen del ley.

Por menos que esto, en Irlanda del Norte, ya se hubiese suspendido el estdo de autonomía mientras que ayer el PSOE se nego a dar por acabado el aval parlamentario para la negociacion.

Cristina said...

No se puede decir mejor con menos palabras, y por cierto, excelente el vídeo.

Y yo añado: ¿tan difícil es comprender por todos -no por quienes lo usan como ariete para sus propios fines sino por los ciuudadanos normales y de bien-... tan difícil es entender que ETA es una organización criminal, que la integran criminales y que se ha de tratar con el Código Penal, la Ley de Enjuiciamiento Civil y la Ley General Penitenciaria en la mano, aplicándoseles las mismas normas que a los demás que hayan cometido los mismos delitos?

La ley es igual para todos... y lo que es más, como decía Jellinek, el Derecho Penal regula el mínimo del mínimo ético imprescindible para la convivencia. Si las normas aplicables a delitos especialmente graves por su más amplia repercusión social cuales son, entre otros, los de terrorismo, resulta que deben recibir un castigo mayor, pues bienvenida sea en un materia especialmente grave un refuerzo del poder disuasorio o de prevención general que diría Feuerbach de la norma penal... y un mayor poder de prevención especial, es decir, unos castigos que orientados por supuesto a la reeducación y reinserción social sin embargo sean absolutamente efectivos y quepa esperar que de verdad logran estos nobles fines que el 25.1 de la Constitución proclama.

Eso, Patxi... es lo humano.

Por lo demás, querido Pandemonio, por este blog tuyo siempre hay que dasre un garbeo porque siempre dirás algo interesante.

Sinblancaporelmundo said...

Parece que lo único que necesita la gente para que despierte es que la situación esté tan absolutamente podrida que no tengan más remedio que abrir los ojos.

El TIEMPO nos dará la razón. Hasta entonces, a seguir resistiendo.

Anonymous said...

Tu comentario sobre Patxi Lopez es sesgado y tendencioso.

La familia de Isaías Carrasco no quería recibir el pésame de Rajoy y María San Gil, sus razones tendrán y están en su derecho de compartir su dolor con quienes quieren.

¡Basta ya de jugar con los muertos y de utilizarlos políticamente!

Un poco de respeto. Es horrible como se politiza el dolor en este país.

Querer la paz en el país vasco no significa apoyar a ETA, sino simplemente se buscó (quizás erróneamente) una salida a más de 30 años de muerte y destrucción.

Salió mal, quizás, pero no es ético
hecharle en cara todo a Zapatero, cuando él fue traicionado con los terroristas al no querer hablar de temas políticos con ellos.

Barci said...

Lo que pasa es que algunos estamos perdiendo la confianza, caballero.
Respecto al último anónimo... la familia de Isaías tiene todo el derecho a gestionar su dolor como crea conveniente, es humano, y hay que respetarlo. Lo que no veo claro es el panfleto propagandístico que se está escribiendo en esta jornada...

Cristina said...

Lo que yo no entiendo muy bien es qué hace Chaves en Mondragón cuando está Mari Luz de cuerpo presente en Huelva...

ruben said...

Anónimo: la máquina del guano se ha puesto en marcha una vez más. Otra cosa no sabrá hacer el soe, pero en propaganda no le gana nadie. Ni en birlar.
Me gustaría saber qué ponen los SMS de este marzo, 2008. Quisiera saber de dónde salen.
Punto uno: si alguien no desea que otra persona acuda a una ceremonia, sea cual sea esta, se lo dice: no eres bienvenido. Punto.
Punto dos: lo que resulta incomprensible es decirle a esa persona que puede ir, hacerle la encerrona y ponerlo a parir sapos. No es de personas decentes. Tú dices que la familia no quería la presencia de Mariano Rajoy y María San Gil. Perfecto. Nada que objetar. Pero eso se dice, y bien clarito. Lo demás son operaciones Rubalcaba a las que, desgraciadamente, nos estamos habituando.