Saturday, August 12, 2006

POR FIN GUNTER GRASS CONFIESA QUE FUE DE LAS SS

Era un secreto a voces. Se habían publicado varios rumores, siempre desmentidos por Grass. Sin embargo, las casi obsesivas diatribas del escritor contra todo el que se atrevía a criticarlo diciendo "ese estuvo en las SS" no hacían sino levantar más sospechas. Aquí pasa lo mismo: la obsesión por llamar franquistas a los oponentes políticos suele con frecuencia ocultar una antigua militancia voluntaria en el Movimiento.

La ocultación de la membresía en organizaciones totalitarias o de colaboración con regímenes antidemocráticos es, en primer lugar, ridícula, porque al final todo se sabe. Cuanto más tarda uno en confesar y explicar, tanto peor. Aquí en España muchos lo han relatado sin miedo, y también han contado su personal transición a la democracia, confirmada después tanto de palabra como de obra. A nadie se le va a criticar a los 70 por lo que pensaba a los 20, sobre todo cuando la persona ha cambiado y ya no anidan en ella sueños totalitarios ni de destrucción. Lo que sí debe criticarse es que antiguos falangistas inconfesos se dediquen a llamar fascistas a los que nunca lo fueron. Eso sí que es despreciable, y constituye un deber de todos trabajar para desenmascarar a los farsantes y exponer su pasado rastrero.

Las confesiones tardías y forzadas desprestigian, porque proyectan una ominosa impresión de fraude, de gran tongo, sobre el personaje y su obra. Además, uno es libre de sospechar que tal vez no fuera la vergüenza, sino la vanidad y el oportunismo, lo que produjeron la ocultación. Las imposturas morales y políticas deberían pagarse caras. Por último, y esto tal vez sea lo peor, el secreto sobre un pasado totalitario quizá oculte una real y actual simpatía por la ideología y las prácticas de las que uno fue cómplice en el pasado.

En su edición de hoy 12 de agosto The Daily Telegraph informa que ayer noche el novelista confesó su pertenencia a la Waffen-SSS. Este hecho figurará en la autobiografía que publicará el septiembre. Un silencio de ¡60 años! que no es explicado por el autor, quien simplemente dice que este hecho lo manchará para siempre.

Al contrario de otros alemanes, reclutados a la fuerza en el ejército y que luego se escaparon, como el actual Papa, Grass se alistó como voluntario a los 15 años para huir de su familia -su versión- pero fue rechazado, tras lo cual se incorporó a las SS en el invierno de 1944. Por tanto, no estamos ante un caso de fascinación por el nazismo, ni de bisoñez ignorante. A esas alturas, los desastres causados por Hitler y sus secuaces estaban a la vista de cualquiera, y millones de alemanes sufrían los horrores de la guerra, mientras que como han establecido las investigaciones históricas, los rumores sobre el Holocausto eran ya ensordecedores.

Grass parece padecer de cierta anmesia, y no sabe explicar cómo fue la transferencia desde el ejército a las SS, aunque añade que en aquella época tal organización no le resultaba repulsiva. Sin embargo, sí que puede dar fe de que nunca disparó un solo tiro, y se excusa mencionando su inocencia juvenil. También relata que al final consiguió escapar de aquello, pues la experiencia resultó penosa.

No obstante su confesión, el premio novel no parece haber cambiado, ya que tras su auto-absolución acusa a los alemanes de haber colaborado de forma entusiasta con Hitler -él no, claro, a él lo engañaron- y dice que la exploración que su obra hace de este fenómeno es una forma de lidiar con su propia culpa. ¿En qué quedamos? ¿Culpable o no?

La conclusión que yo saco de todo esto es que personas que han llevado una vida de mentira, hipocresía y proyección, es decir, que han hecho de la formulación de acusaciones, muchas veces falsas, a otros a fin de tapar los propios errores, un estilo de vida, están deslegitimadas para cualquier tipo de "exploración" o "investigación", cuya credibilidad está viciada desde el origen. Más le vendría a Grass dejar que los historiadores y las personas que no tienen nada que esconder realicen su trabajo, y, por ejemplo, donar parte de su inmensa fortuna a las víctimas de ese equivocado "entusiasmo juvenil" que tan caró costó a muchos. Fama y fortuna edificadas sobre una gran mentira. Así es como debería pasar a la historia Günter Grass, magnífico escritor de una ficción que habilmente supo trasladar a su propia vida. A eso se le llama vivir del cuento.

21 comments:

Perot lo Lladre said...

Tambien hubo españoles en las Waffen SS, entre ellos algunos de los ultimos defensores de la cancilleria del Reich en Mayo de 1945.

Otro said...

Y el padre de Aznar fue de Falange Española, y Muñoz Grandes mando la Division Azul ... Y que?

Anonymous said...

Gunter es un intelectual organico, hubiera hecho un buen papel en cualquier regimen totalitario.
Escribe en Alfaguara asi que circulen que aqui no ha pasado nada.
Desde el punto de vista literario Gunter me parece un escritor de tochos de 600 paginas.En las primeras 300 lanza una sola idea y en las ultimas 300 defiende su contraria.No es recomendable ni para el cuarto de baño.

Anonymous said...

¿Y qué? Que ni el padre de Aznar ni Muñoz Grandes se presentaron al mundo como héroes antifascistas.

Lo que escandaliza es la hipocresía del personaje.

Florecilla Silvestre said...

Esto explica la mala baba del personaje con todo lo que huela a capitalismo, libertad de mercado, EEUU, Occidente, etc. Tiene mala conciencia y quiere hacerse perdonar. La piel de toro está invadida de "intelectuales" "progresistas" de similar circunstancia: antifranquistas retrospectivos.

Pues nada, Günter, majete. Que eras un chiquillo, es comprensible. Nosotros también nos habríamos apuntado a matar judíos, maricones y comunistas que seguro que es la mar de diver. Ahora déjanos en paz de una puta vez con tus discursos de extrema izquierda.

Anonymous said...

Al hilo de esto me gustaria recomendar un libro antes de que el verano se acabe:
"Historia de un aleman" de Sebastian Haffner.

Anonymous said...

No es el primero. Recuerdo otro caso más o menos reciente de un famosísimo escritor del holocausto -por supuesto víctima de él- que reconoció que NUNCA había pisado un campo de concentración.

La verdad es que estas cosas pueden hacer flaquear la paranoia antifascista tan necesaria por otra parte.

Libertymad said...

Gracias por tu aclaración perot lo lladre. Conocía la diferencia, pero no quería alargar la entrada -vayan a su bitácora para enterarse.
El asunto de hijo de y otras cosas me parece aún más ridículo, y por supuesto, "¿y qué". Pero como bien indicáis, el problema es la hipocresía de muchos "hijos de " y "ex franquistas" que se dedican a acusar a otros, a veces de forma errónea, mientras ocultan lo suyo.
Confío en que Gunter Grass haya hecho esta confesión movido por el auténtico arrepentimiento, y no para vender más libros o para evitar que algún investigador lo contara por él.

Anonymous said...

Vamos a ver: Grass se averguenza, y por eso lo ocultó: se ha linchado durante 60 años a las SS, con razón, por asesinos. Pero es que la gente, al no saber, no distingue entre SS y Waffen SS. Las Waffen SS son una rama militar, no tienen nada que ver con el holocausto: al contrario, se distinguieron por ser las mejores tropas no de Alemania, sino del mundo entero. Siempre pelearon en los peores sitios, y sufrieron el mayor número de bajas. Es lógico que, en aquella época, tuvieran una aureola de romanticismo sobre toda la juventud alemana. La prueba de que la Waffen SS no era mal mirada por los alemanes, de cualquier ideología, es que, tras la guerra, el propio canciller alemán, el socialista y antinazi Adenauer fuera a visitar en la cárcel (condenado injustamente por los británicos) al famoso general de las Waffen SS Kurt "Panzer" Meyer. En definitiva, las Waffen SS no eran asesinos, como sí lo fueron muchos jerarcas del partido nazi, sino combatientes militares de élite...y, evidentemente, como en todo ejército, hubo miembros de las mismas implicados en crímenes de guerra, pero no fue la tónica general, ni mucho menos.

Anonymous said...

Una preguntita inocente para los inteligentes foristas: ¿No es éste el escritor que llamo al filosofo Martin Heidegger, "perro de Merskit", en alusión al pueblo natal del pensador? ¿ Es el mismo fiscal-juez, que en nombre de la culpa, vió en Heidegger y su liazón con la Nasdap exterminada por Himler en 1933 ( no existían campos de concentración ni nada que se le paresca, ni tan siquiera regía la Ley de la Sangre - 1935)el civo expiatorio para fugarse de sus propios demonios: el adjetico calificativo para quien después de nueve meses de Rectorado renunció a toda ostentación pública y rechazó el rectorado de Berlín, fué acusado de enemigo del regimen por Krieck, declarado prescindible en la Universidad y enviado ya anciano a cavar trincheras al rhur, supuso para la prensa amarilla, o para las conciencias mediatizadas, lo que se convirtió en el "escandalo del siglo XX".

El dossier Heidegger!!!!!! mea culpa de la gran tradición de la filosofía occidental en torno al compromiso del Rector? de Friburgo para con el paso previo a la construción del regimén.

El caso de Grass es otro y me animo a conjeturar que caerá pronto en el olvido, de la misma manera en que nadie se encandalizó cuando Sarte justificaba los campos de exterminios del stalinimos, con las honrosas exepciones de Albert Camus y Maurice Merleu-Ponty.

Pero así se escribe la historia: como historieta sobre papelitos de mesa de bar: Grass seguirá vendiendo libros y quienes en nombre de Alfred Nobel lo premieron no solo por sus dotes de narrador sino por su ardorosa defensa de los derechos humanos, tendrán el derecho de decir, una vez más Pero nosotros no sabíamos nada.

Atte Oscar Portela

Corrientes Argentina

Jujuy 1224. III Piso Dep "B"

DNI 8331.978.

Libertymad said...

Óscar, no hace falta que proporciones tu dirección. Es más, a la vista de los pájaros de mal agüero que despliegan sus negras alas por aquí, te recomendaría que no lo hicieras.
Albert Camus debería ser redescubierto por la parte de la izquierda española que llevada por su resentimiento e ignorancia se está haciendo cómplice de cualquier empresa fascistoide, sea ETA o los islamistas.
Lo que más me ha molestado de Grass es que se dedicara a señalar con el dedo a personas como Jünger, que nunca ocultaron nada, mientras él escondía lo suyo. Al menos Jünger se dio cuenta y en sus diarios creó el personaje de Niébolo, ese diablo al que había que aplastar como a un bicho, y que no era sino un trasunto de Hitler. Y publicó los textos durante la II Guerra Mundial, siendo represaliado por ello.

Anonymous said...

Gracias por los consejos pero ya pasé en dos oportunidfades por la cárcel en un país donde el bochorno de la República resulta inimaginable: Oscar Portela

El hombre y la técnica

Por Oscar Portela

No me refiero aquí al famoso texto de Spengler que hoy pocos conocen ni a las atrevidas y superfluas afirmaciones de Ortega de que unhombre sin técnica no es un hombre: no contesta ésta afirmación el interrogante quien? o que es un hombre, sino a partir de las clásicas definiciones aristotélicas en torno al mortal como homínido: cualquier biólogo sabe que los "virus" traen consigo un equipo de auto conservación que los preserva de cualquier intento de destrucción por parte del anti-virus: un organismo sofisticado es ya una medusa.

Las definiciones de Deleuze con respecto a la técnica son más pertinentes a éste respeto: pues desde que la garra se convierte en mano, esta expuesto a lo que Heidegger llamará " la oculta esencia de la técnica".....El lenguaje oculta en si como libre donación esa misma esencia.

Pero la técnica como organización técnica de lo real permite que el hombre olvide ya que es el único animal que se sabe a si mismo mortal. Es decir que el hombre olvida su condición enraizada en la temporalidad y la finitud.

Una sociedad hipertecnificada permite más y mejor la concentración del poder político y económico manejado no ya como se dice con ligereza por sátrapas de las políticas de los Estados Naciones.

Hablar desde una perspectiva reducionista de la política hoy , o remitirnos a Hobbes o Maquiavelo no soluciona las aporías de la razón creadora del Estado Jurídico.

Decir que las políticas neoliberales han llevado al fracaso y el genocidio de millones de desnutridos y enfermos en el mundo, el volver a simplificar un discurso que merece ser decontruido como lo hizo con efectividad Jacques Derrida.

Una forma de maniqueismo "Light" de aspecto ideológico. En éste sentido cabe recordar el "default" de la Rusia post-soviética y sus demandas al Fondo Monetario Internacional o los mercados cada día más abiertos de la China creada por Mao.

Nos quedan los modelos a copiar de la Cuba castrista o el folklore de la Venezuela actual con el oxigeno de fondo proporcionado por Irán, abastecida de armas por la mafia rusa, mientras los pobres son cada días más pobres: hermoso espectáculo el de Castro enviando "maestros" a la Venezuela de Chávez.

El crecimiento sustentable: otra frasecita armada que esquilmó la técnica como señora de la egoidad absoluta y el solipsismo en el cual vive el hombre de nuestros días: ejemplar tan mimético como un chimpancé actuando en forma teledirigida por los centros de inteligencia artificial lanzadas por el hombre al espacio orbital.

Mejor hablar de los paradigmas de las culturas oficiales de los neo-populismo coincidentes en esto con las políticas de la "concentración económica" en los países hiper-desarrollados en donde Harry Potter a conseguido desplazar a la figura de Bart Simpson.

¿Que un universitario de la Argentina de hoy - afectado al derecho- ignore quien es la señora Nilda Garré constituye acaso una consecuencia del modelo "liberal" de Educación implantado en la Argentina?

¿La Argentina de Diderot y de Sarmiento?. Estoy absolutamente convencido de que debemos comenzar a hablar en serio para los medios de difusión y solo esto podría obrar milagros de incalculables consecuencias. Y entonces sí, hablar de "desarrollo" - ético y moral primero- de lo presuntamente humano en el mortal y solo luego de crecimiento económico u desarrollos "sustentables"....porque en la esencia de la técnica habita el peor peligro para el mortal.

No desde luego lo in-humano sino mucho peor. Lo sub-humano. Oscar Portela.

Corrientes-Argentina. Septiembre 2006.

Anonymous said...

El Gras de Posse, por Oscar Portela


Penosísimo intento de exculpar a un cínico \"neo-humanista\" de sus inciminatorios fantasmas y peor citar a Adorno, el de mi querido y admirado amigo Abel Posse -Gras un xenófobo perseguidor de Heidegger (testimonios de Horkeimer) que trataba de invalidar la poesía - que nada tiene que ver con lo \"bello\" y menos con el \"alma bella\" hegeliana, como dieron testimonios es nuestra época las tragedias de Trakl y Celan entre muchas.

Me extraña de mi amigo Abel siempre tan sutil, que crea en la \"resurrección\" de las \"humanitas\". Su cultura no lo permitiría. Gras y los que como él dignificaron la moral de su pueblo fueron los encargados de exonerar a Heidegger del servicio del \"saber\" y predicar un progresismo ético Light erigiéndose en jueces y fiscales de otros en nombre de quienes? ¿De una Democracia que actualizó hasta nuestros días las leyes de “excepcionalidad” aplicadas por Hitler a partir de la “Teológía Política” – (Suárez, Schmidt, Gramsci)! sin lograr desatar el nudo gordiano de una visión mafiniestámente maniquea de la historia.

No se trata como interpreta Posse de aquel niño que se negaba a crecer\" (el propio Gras): por el contrario se trata de una acusación de Gras contra su Alemania, la misma que realizó en sus cuadernos de viaje cuando en China se preguntó en forma sofística \" que sería del mundo con mil millones de alemanes\". ¿Que sería del compromiso cívico del escritor con mil millones de grasses?


¿Ese \"lengaguemet\" sartreano que justificó campos de concentración estalinianos? Perdón querido amigo pero creo que en esto has perdido el rumbo: se trata de la misma trampa que aquella que tu conocés y que viniendo de las izquierdas \"Light te acusaron de colaborar con la ESMA\": por ejemplo la Junta de Redacción de \"Diario de Poesía\" con los cuales nunca colaboré por apreció personal a ti y admiración a tu obra. Deja la palabra civil, como lo hiciste en tu maravillosa nota sobre Lugones, para éste, Unamuno, Camus, Carducci o el mismo Dante. A Gras - más allá de su retórica o sus planteos estéticos- le cabe enorme tal calificativo.


Y piensa en el Gras hombre. Como tu sabes mucho mejor que yo, fué un caballero como Junger el que ostentó honor y jamás mintió. Eso es todo lo que se le pide a un escritor y lee nuevamente en los \"Carnet\" de Camus su ensayo titulado, \"Porqué España Gabriel Marcel\". Aquí si esta el compromiso puro, sin mácula.

El mismo de Maurice Merleu-Ponty en otro ámbito o el de Derrida más cerca nuestro: yo escribo poesía, otros pintan, otros hacen buen cine (Schlondorf) del cual te recomiendo veas \"El noveno día\" , en referencia a las aporías ético religiosas de un sacerdote que intenta ser sobornado por los nazis.

A mi personalmente poco me importan Gras y su obra. Sí su actitud de \" Inquisidor\" cuando se guardan tantos rencores y culpas en el corazón. Cuando Cohn Bendit tomó la Universidad de Berlín- su rector Adorno sufrió un ataque cardiovascular fatal-. Era ya tarde para admitir que esto fué lo previsto por Heidegger en el año 1933.

Durante ese mismo año \"el perro de Merskirt\" como llamó Gras a Heidegger dictaba en la campiña de Provenza las Conferencias de \"Le Thor\" invitado por un autentico resistente y un autentico patriota: el enorme poeta René. Entre los asistentotes cabían Agamben joven, A. Koiré, J. Whal, Jean Beaufret y pocos más. Era la forma en la que Heraklito invitaba a los extraños a penetrar en su cueva.

Te envió mis cariños como siempre. Oscar Portela


:shock:

Anonymous said...

Política y Metafísica

El desierto del nihilismo y la devastación de la guerra
por Oscar Portela

¿Se entiende? Creo que no: la devastación - más grande que el desierto ( Heidegger) trae consigo lo "otro". El reinado del horror. "Tras-lineam "decía Heidegger a Junger. ¿Transpasar la linea? Si la linea somos nosotros como lo comprendió Nietzsche , de ahí la cercanía torturante del último Heidegger a Nietzsche.

"Tras-lineam": la Linea de sombras de Conrad en donde la luz se convierte en horror. Merced a lo cual podemos comprender la proposición de Lao-Tsé: " carencia es exceso,exeso es carencia". Este exceso que trae la indigencia de hoy, la desertificación de un mundo que se enarena a si mismo y que cae en las dunas del nihilismo. Más allá de Bush que es solo cólico de una voluntad que se sabe a si misma y que como Edipo intenta desesperadamente quitarce los ojos, para no ver el abismo en el cual caemos lentamente. Oscar Portela

Introducción de la carta de Michael Moore
a George W. Bush.

Carta de Michael Moore a Bush




Tras conocerse que George Bush aumentó la presencia militar invasora en Irak, el periodista estadounidense Michael Moore, autor de varios libres y películas, envió una carta al mandatario imperialista. El texto es el siguiente:


Estimado Sr. presidente,


Te agradezco por tu mensaje a la nación. Es bueno saber que todavía deseas hablar con nosotros después de cómo nos comportamos en Noviembre.


Dime, ¿puedo ser franco? Enviar apenas 20.000 tropas más no va a hacer el trabajo. Eso solamente llevará el nivel de la tropa al mismo que había el año pasado. ¡Y estábamos perdiendo la guerra el año pasado! Hemos tenido ya más de un millón de tropas sirviendo por algún tiempo en Irak desde el 2003. ¡Algunas miles más simplemente no serán suficientes para encontrar esas armas de destrucción masiva! ¡Eh, quiero decir… traer ésos responsables de 9/11 a la justicia! Umm, tacho esto. Tratemos mejor: TRAER ¡DEMOCRACIA AL MEDIO ORIENTE! ¡YES!!!


¡Tienes que demostrar un cierto valor, caballero! ¡Ésta la tienes que ganar! Ven acá, ¡tú encontraste a Saddam! ¡Tú lo colgaste bien alto! Me encanta mirar el vídeo de eso -¡justo como en el viejo y salvaje oeste! ¡El malo estaba vestido de negro! ¡Los ahorcadores eran tan feos como el ahorcado! ¡Arriba el linchamiento de las multitudes!!!


Mira, tengo que admitir que me siento muy consternado por el lío en que te metiste. Como Ricky Bobby dijo, “si no eres el primero, eres el último.” Y que seas humillado delante del mundo entero no nos hace a NINGUNO de nosotros, los norteamericanos, ningún favor.


Sir, escúchame. ¡Tienes que enviar MILLONES de tropas a Irak, no millares! ¡La única manera de lamerse esta chupeta ahora es inundar Irak con millones de nosotros! Sé que estás corto de soldados listos para combatir -¡tienes que mirar entonces en otra parte! La única manera como podrías abatir a una nación de 27 millones –Irak- es enviando por lo menos ¡28 millones! He aquí cómo esto funcionaría:


Los primeros 27 millones de norteamericanos entran y matan a un iraquí cada uno. Eso evitará rápidamente cualquier insurrección. El otro millón de nosotros permanecerá y reconstruirá el país. Simple.


¿Ahora, sé que estás diciendo, donde encontraré 28 millones de americanos para ir a Irak? Aquí están algunas sugerencias:


1. Más de 62.000.000 americanos votaron por ti en la elección pasada (la misma que ocurrió al cabo de un año y medio de estar dentro de una guerra que nosotros ya sabíamos estar perdiendo). Estoy seguro que por lo menos un tercio de ellos desearía poner su cuerpo allí donde pusieron su voto y enlistarse voluntariamente. Conozco muchas de estas personas y, aunque podamos discrepar políticamente, sé que no estarían de acuerdo en que otros tuviesen que ir a luchar una lucha que es de ellas -- mientras que ellas mismas permanecen bien protegidas aquí en Norte América.


2. Puedes crear grupos de encuentro llamados “mata a un iraquí” en ciudades a través del país. Sé que esta idea es de un estilo muy comienzos-del-siglo-21, pero recuerdo que fui una vez a un grupo de encuentro de Lou Dobbs y, te lo juro, algunas de las mejores ideas llegan después del tercer mojito. Estoy seguro que conseguirás otros cinco millones de enlistados mediante este esfuerzo.


3. Envía allá a todos los miembros de los medios de comunicación principales. Después de todo, fueron tus colaboradores en traernos esta guerra -y muchos de ellos ya están entrenados a fuerza de estar “encajados!” Si eso no lleva el total a 28 millones, entonces recluta a todos los espectadores FOX News.


¡Sr. Bush, no te des por vencido! ¡Ahora es el momento de aguantarse! No juegues al pequeño ganador enviando unas pocas tropas sobre-cansadas. ¡Pon a tu gente detrás de ti y condúcela hacia allá como un verdadero comandante en jefe! ¡No dejes a ningún conservador a un lado! ¡Velocidad máxima hacia adelante!


Prometemos que les escribiremos. ¡Vaya a conseguirlos W!


Suyo, Michael Moore

Anonymous said...

Carta abierta a Nestor Kirchner, por Oscar Portela

--------------------------------------------------------------------------------

Carta a Nestor Kirchner

HOY LOS ESTADOS PROVINCIALES SON VIRTUALES
Y LA REPÚBLICA UNA FICCIÓN

POR OSCAR PORTELA


Las Dirigencias políticas siguiendo el curso de los avances genéticos, son productos híbridos de una ingeniería poco desarrollada, que está convencida de que aquello que hasta hoy se llamó pueblo y hoy se llama “multitud” inorgánica, puede seguirlos intereses de los poderes de turno, manejadas al arbitrio de la ignorancia, la prepotencia de la información desinformación, el cansancio moral y su progresivo y definitivo alejamiento de todo lo que signifique ser protagonista de un hecho político.

Los hechos Políticos.

La violencia instaurada en la Argentina actual no tiene precedentes en la Historia más reciente: cuando digo violencia me refiero no a una muerte. Consecuencia casi invisible de la fuerza ejercida por un Estado Invisible pero todo- poderoso pero que coacciona cada segundo de la vida en comunidad del ciudadano Argentino. He aquí algunos puntos de los logros de éste sistema neohumanista que vela”defiende la dignidad hombre”.

Destrucción de la seguridad interna y externa del estado.
Destrucción sistemática de las autonomías de los Estados Provinciales.
Destrucción de toda norma que haga al funcionamiento normal de los Partidos Políticos como canales normales de la Representación Republicana.
Destrucción de todas formas de credos y vida religiosa.
Destrucción y coacción – moral y fáctica – sobre la libertad y las vidas de los ciudadanos Argentinos.
Destrucción Sistemática de todo aquello que haga a la plena vigencia de los derechos que instauran constitucionalmente los Poderes que garantizan el funcionamiento del Estado.
Destrucción de todo sentido de identidad regional, personal, y de comunidad en todo el territorio nacional.
Abandono de la Educación y la Salud y, destrucción de los pilares que sostienen el funcionamiento de estos, ámbitos que sostienen toda forma de vida civilizada: el hombre.
Defección de políticas geoestratégicas que hagan a la seguridad y aun proyecto factible de Nación Justa y Soberana.
Asimetrías económicas e injusticia social insostenibles que llevan al desorden y el caos.

Mañana es Hoy. Vive pues el Hoy si puedes.


Esta es la sensación, esta la seguridad de todo proyecto individual o colectivo en la Argentina que usted Néstor Kirchner ha sabido elaborar sabiamente. Peroquien “siembra vientos cosecha tempestades” y no estarán ni los chivos expiatorios para eximirlo de culpas, el pasado que siempre lo justifica todo. Un muerto son cien mil muertos. La vida humana no se cuantifica. El dolor, el grito, sí. Y el caos social, el desorden, necesarios para justificar los despotismos estériles, todo tipo de cesarismos inocuos están ya instalados en nuestro –el suyo también- país. Que ya no exista en el individuo nómade y sin identidad el sentido de patria, - que el sentido de la deriva vital y el desarraigo hayan amarrado al puerto de nuestro país – puede llevarnos a esa violencia. La que destruyó nacionales identidades milenarias.

Le encomendamos al pueblo Argentino que no deje que la manipulación del poder amoral pueda con cada conciencia individual aquella que hace al destino colectivo de los pueblos.

Oscar Portela

laura said...

Perdòn, si leiste a Grass sabés que a èl lo obligaron cuando tenia 17 años a ingresar al ejercito de las SS y que él no esconde ese pasado, por eso escribe: pelando la Cebolla..
Me parece tu mirada,una mirada simplista, reduccionista con la cual no podes y no podras entender nunca a Grass...
Te aconsejo informarte más, e informarte de lo que se llamo la ostalgia, "Ostalgie" en alemania en la decada del 90`luego de la caida del muro.
Saludos...
Espero, te informes antes de hablar

Anonymous said...

Ah...el acutal papa benedicto XVI también estuvo en un campo de concentración junto a Gunter Grass....no lo nombraste eso..no?

Anonymous said...

Aconsejo a quienes ineterpretan el mísmisímo nazismo como si éste movimiento político se entendiera por si mismo, la lectura de Jean-m
Marie Domenach. Simplista y reducionistas fueron las caricaturas que estos mismos artistas a lo Gunter Grass trazaron de Hitler.

Y cuando escribe en su viaje a China que si existieran tantos alemanes como chinos el mundo no existiría, debería por dignidad, haber renunciado a la ciudadanía alemana.

Es el mismo Grass que llamo a Heidegger "perro de Maskirch", pero a Heidegger que se le ofreció Berlin - a lo que se negó - y se lo condenó una y otra vez a la nada - con un hijo muerto en frente y cavando trincheras -, el regimen no lo obligó a transigir cuando Krieck trato las lectucturas heidegerianas de la filosofía clásica, de talmudícas.

El niño que no quizo crecer no es el pueblo alemán sino el mísmisimo Gunther Gras y en esto si que es usted la reduccionista.


Oscar Portela

Anonymous said...

LOS FANTASMAS DEL AYER Y LOS VACIOS DE HOY
POR OSCAR PORTELA



PARA LOS JOVENES ARGENTINOS DE HOY


Los fantasmas del pasado y los vacíos
del presente

por Oscar Portela


Los movimientos insurreccionales en Argentina comienzan en 1958 contra el Gobierno del Dr. Frondizi. Con la participación de Generales del Ejercito Argentino se trataba de reponer a Perón en poder. El "General Santucho" fué el primero en armarse para iniciar el largo viaje de un día hacia la noche.

Con la aparición del movimiento "tacuara" de neto corte nazi fascista, en los sesenta, queda claro que éste movimiento carecía de sólidas bases ideológicas: la aparición de la guerrilla rural del cura Camilo Torres y el primer viaje de santucho a Cuba en los primeros años de de la década del sesenta cuando castro y "El Che" hacen van a hacer su aparición en el escenario.

El viraje hacia la izquierda y la disolución del Movimiento "Tacuara" da a los militantes del movimiento "Uturunco" el sello definitivo de la izquierda. Todo ello repito con la participación sibilina de altos miembros del Ejército Argentino, que se alejaron cuando "Uturuncos" fracaso y dió otro giro al movimiento.

Los tan traídos y llevados "crímenes" - aquí y jurídicamente no se hace establecen diferencias entre el significado de la palabra crimen y la palabra "asesinato" del general Aramburu deben ser analizados.
Valle le dice a Aramburu usted me va a "asesinar". Un tremendo equivoco yace en este testimonio del General Valle. El General Aramburu jamás firmó una ejecución sumaria sin firmarla y hacerse responsable de ella. Se trata si así se quiere , de un crimen, pero no de un "asesinato" preparado en el anonimato.

La revancha contra el Presidente de Udelpa en la década de los setenta nunca fué suficientemente esclarecida: pero también en esto los movimientos guerrilleros de izquierda complotaron con fuerzas del Ejército y la Policía Federal.

¿Que peligro entrañaba ya Aramburu para ningún movimiento insurreccional?

Pregunta sin respuesta o apenas hipótesis que no bastan y aquellos que sabiendo mucho prefirieron el silencio.

Se había dado el primer paso para luego enfrentar no a las dictaduras militares sino al mismísimo general Perón en el fatídico año de 1973. Incluso el intento de asesinarlo a su arribo a país, lo que no se logra por la oportuna intervención de Solano Lima - quien a sabiendas de la emboscada , aconseja no aterrizar el Ezeisa sino en Aeroparque.

Lo demás es historia conocida. Perón da el Ejercito Argentino su total respaldo cuando el intento de copamiento sanguinario del Regimiento de Azul y felicita sus hombres.

Perón expulsa a montoneros del movimiento justicialista y a sus mismos representantes en el Congreso.

Perón ordena la constitución de una fuerza de choque paralela al Ejército calcada de las estrategias del General Rohm conocida con el nombre de Triples A.

El desorden institucional y el caos economíco avanzan. La muerte de Perón da nuevas fuerzas a los movimientos insurreccionales para atacar a un inexistente ejecutivo presidido por María Estela Martínez de Perón, encadenada al sillón de Rivadavia por sus propios esbirros.

María Estela y su Vicepresidente Italo Argentino Luder firman el Decreto Nº 261 del 5 de febrero de 1975 que ordenaba al ejército "aniquilar" la subversión.

Pongo énfasis en el termino "aniquilar", porque la palabra "exterminio" no connota en aniquilamiento y si el termino "genocidio" que con la simpleza y la malevolencia de la ignorancia se utiliza hoy para calificar a los "represores" de los movimientos insurreccionales.

Cito: “El exterminio está penado en el artículo 7 del Estatuto de la Corte Penal Internacional, organismo que es competente para enjuiciarlo". No fué un gobierno de facto quien firmo ese Decreto sino un Gobierno Constitucional que sabía se había entrado en un periodo que hoy nadie se atreve a calificar como de "guerra sucia".

Quien esto escribe tuvo la oportunidad en 1975 de conversar con un amigo que contaba a la sazón con 22 o 23 años, casado y con un bebé en brazos de su esposa.

El mísmo fué ultimado luego de asesinar conscriptos dormidos en sus camas, (Formosa), en ese intento de toma del Regimiento que fué rechazado por las fuerzas regulares del Ejército.

En la corta nota que escribo y que no tiene ninguna intención de develar aquello oculto por quienes manejaron tras bambalinas el destino de la Nación ni realizar ejercicios de "revisionismo alguno", cabe preguntarse para terminar: ¿Se llevó a cabo el exterminio ordenado por el Gobierno Constitucional de María Estela Martínez de Perón?

Conozco a muchos militantes del terrorismo que pretendía fundar "otro Estado" que viven en Suiza, o en nuestro país ya convertidos en yupies.

Algunos forman parte del equipo que Gobierna la Argentina de hoy. Cuando un día antes de asumir como presidente de facto el General Videla el presidente de la U.C.R Ricardo Balbín dijo ante las Cámaras televisivas "yo no tengo ninguna solución", dió por terminado el proceso Democrático.

Lejos de la memoria como "re-unión", la Argentina a bloqueado el sentimiento de confraternidad entre los Argentinos y continúa utilizando en forma mediática los discursos del Dr. Martínez de Hoz para conseguir votos, mientras miles de niños viven en las calles desnutridos y desamparados.

Después de casi veinte tres años de Democracia continuamos enarbolando los fantasmas del pasado para llenar los vacíos de un presente que se asfixia de su propia genealogía.

Oscar Portela
Jujuy 1224- Corrientes.
dni. 8331.978





Karma:

Re:Los fantasmas del pasado y los vacíos de hoy, OP -

Admiro tus conocimientos acerca de nuestra historia y particularmente aquellos sobre la formación de las primeras guerrillas en Argentina, aunque es ampliamente sabido que mucho antes del golpe funcionaban grupos paramilitares comandados por "el brujo", bajo las órdenes del gobierno peronista. Sin embargo no me queda clara tu opinión al respecto. Lejos de reivindicar la lucha armada como forma de restablecer un orden equitativo en nuestra sociedad es indudable que estos fantasmas del pasado le pusieron el cuerpo a sus ideales, equivocados o no, y que tal vez sea eso lo que nos esté faltando en este momento de escepticismo e individualismo generalizado (y me incluyo), donde no se da puntada sin hilo y las aspiraciones más grandes de un joven es ser jugador de futbol profesional o estar en un reality.

Con todo respeto mi humilde opinión.

Victor Hugo



Karma:

Re:

Respuesta de Oscar Portela -

Soy poeta y filosofo no historiador pero desde los diez y seís años comensé a vivir de cerca aquellos acontecimientos ominosos: participé activamente desde la cultura y la política en tomas de posición claramente democráticas, aunque hoy crea que el sistema Repúblicano a muerto asfixiado por la concentracion de poderes.

Primero : dices tu "es sabido" y te refieres a un hecho consumado en la tercer presidencia del General Perón ya demasiado debil y enfermo para enfrentar esos problemas y que moriría pocos tiempo después, refiriendoté desde luego a la creación de las Triples A.

Los movimientos insurreccionales sin embargo comenzaron en la decada del 50 - a fines de esa década- y como explíco antes con la intención de reponer a Perón en el poder.

La relación de grupos del Ejercito con la guerrila se da por lo menos en tres intancias de este proceso que dura más de cuarenta años.

Durante el 50 y luego del fusilamiento del General Valle y su alzamiento contra el Presidente General Aramburu. ( Tema Uturuncos) .

Durante el rapto y el fusilamiento del General Aramburu ya anciano, en los 70, durante la Presidencia del General Onganía con la hipotesis de la colaboración del Ministerio de Gobierno a cargo de José Luís de Imaz.

En un tema gravísimo como éste - jamás investigado - generales - todos en situación de retiro, como Labayrú, denuncia ante la Policia Federal el rapto del General Aramburu en pocas horas, y la Policia Federal acordona la provincia de Buenos Aires, solo catorce horas después de realizada la denuncia.

No se debe ser demasíado sutil para sacar conclusiones: nunca Montoneros pudo realizar tal acción sin la colaboración del Gobierno.

Y por último la relación del Almirante Massera con ciertos grupos insurreccionales.

La denominación bastardeada luego de "guerra sucia" - desde luego tu eres muy joven -, abre en abaníco la cuestión.

En la Argentina jamás se trató de una guerrilla urbana, sino extraída de las clases medías altas - (Ernesto Guevara) -, lo que se explícita trágicamente en el episodio que le tocó vivir al general Julio Alsogaray, cuyo hijo muere como guerrilero en Tucuman, y es enterrado en una fosa común, o la que le cuesta la vida al general Cardozo, jefe de la Policía Federal, cuado una amiga de su hija muy joven aún pone un explosivo bajo su cama.

Solo en la faz final la guerrilla se repliega a la provincia de Tucumán donde goza de un temible poderío bélico por la costante extorción ejercida sobre los industriales Argentinos, quienes colaboraron con ella para evitar secuestros y atentados.

Dices finalmente "pusieron el pecho": formaron un Ejercito irregular solo en su estructura interna - dado que para evitar delaciones - nadie debía conocer las tareas a las que estaba destinado el compañero, con grados y hasta un sistema de justicia que implicaba ya la creación foucaltiana de un micro-estado-, y juicios sumarios en las carceles clandestinas del pueblo.

De eso hoy no se habla. Tu - inocente podrías haber resultar muerto por tener un amigo- que ignorabas-, estaba dedicado full-time a acciones de terrorismo y sabotaje.

En realidad no fué un golpe lo que derrocó a María Estela Mártinez de Perón que suplicaba la dejaran renunciar pues no contaba ni con apoyo sindical - sino la inoperencia del Congreso para remplazarla por un Presidente Constitucional interino, vía juicio político de inhabilitación.

Casi se diría que Videla fué obligado a tomar el poder que tampoco lo tuvo al modo de Pinochet, ya que el Ejercito Argentino parceló la Nación en tres Estados.

Marina, Ejercito y Aeronautica. Uno no debe dejarse ganar por ideales mesiánicos por justos que parezcan.

Son visiones maniqueas de una realidad mucho más compleja. Y si bién, como contesté hoy a Portugal, resulta posible soñar con un mundo más justo, nadie puede ni debe imponer este ideal de justicia y libertad a ningun otro.

Te saluda amablemente

Oscar Portela

Anonymous said...

El periodista es en la actualidad el representante más importante de esa clase de políticos que fundamentan su actuación en el lenguaje. (...). El periodista comparte con el demagogo, el letrado (al menos en el continente, pues su situación en Inglaterra es distinta, al igual que en la Prusia del pasado) y el artista este destino: carece de una clasificación social fija. Forma parte de una casta de parias. La sociedad lo tasa siempre según sus representantes de ética más dudosa. En consecuencia, circulan las ideas más extravagantes sobre los periodistas y su trabajo. No todos saben que para realizar un trabajo periodístico realmente valioso se requiere tanto ""espíritu""como para cualquier trabajo científico -en particular porque es preciso crear de forma inmediata, como si se obedeciera a una orden, y buscar un efecto inmediato-, aunque las condiciones sean, desde luego, distintas.
La Ética en tiempos de Penuria

Victimas del Cuarto Poder

O de la inextinguible llama del nazismo.

Por Oscar Portela

Victimas del Cuarto Poder

( a mi amigo Rafael Vargas Gómez)

Género: Drama

Director: Bobby Roth

Actores:

Peter Coyote, Nathalie Baye, Jurgen Prochnow, Hippolyte Girardot

Título Original: The Man Incide

Wallraff: un periodista en la maraña del pasado.

La reputación del periodista Günter Wallraff, paradigma del periodismo izquierdista de denuncia del racismo o la manipulación de la prensa es acusado de haber servido a la STASI, el siniestro y criminal ente de seguridad de la Alemania comunista.

Wallraff, quien en los años 80 se disfrazó de inmigrante como Alí el obrero, e hizo avergonzar a la sociedad germana con su libro "Cabeza de turco", por las revelaciones sobre el abuso a los extranjeros trabajadores tiene algunas facetas de su pasado por aclarar, a juzgar por los archivos de la policía secreta germano-oriental.

Según las últimas revelaciones, entre 1968 y 1971, el periodista constó como "colaborador no oficial" - el equivalente a un confidente más o menos de plantilla- de la Stasi, bajo el nombre clave de "Wagner", con la misión de espiar a otras personas. El tal Wagner filtró a los servicios secretos de la Alemania comunista - y, por extensión, a los soviéticos- información sobre "métodos de guerra psicológica" y "sustancias químicas", al parecer conseguida del seguimiento a investigadores occidentales y de las actividades del consorcio Bayer.

A la caza de los nazis agazapados

Las sospechas de que Wallraff sirvió a la Stasi no son nuevas, puesto que ya en 1992, tras el éxito editorial de "Cabeza de turco", tuvo que hacer frente a tales acusaciones, que rebatió con el argumento de que se trataba de una maniobra para desprestigiarlo. Wallraff no negó nunca haber tenido contactos -o incluso buenos vínculos- con la Stasi, puesto que ésta le abrió sus archivos en los años 80, cuando éste buscaba información sobre nazis en cargos directivos en la Alemania occidental. Pero tanto entonces como ahora rechaza haber espiado para la policía secreta.

El escándalo ha tomado ahora más fuerza, a la luz de las denominadas "Actas Rosenholz", un material de la Stasi que, tras la reunificación, cayó en manos primero de la KGB y luego de la CIA, hasta que el pasado julio fueron devueltos a Alemania. La nueva documentación ha permitido subsanar una serie de lagunas de conocimiento. Hasta ahora, existían dudas acerca de la identidad de ese "Wagner", por un salto de fechas y dos errores tipográficos.

Atando cabos

Cotejando la información conservada en Alemania con la aportada por la CIA se ha reconstruido el acertijo, al parecer sin margen de duda, según un informe de nueve páginas, presentado esta semana en Berlín. Hasta ahora el departamento que custodia los archivos de la Stasi en Berlín había tachado de insostenibles las acusaciones. Pero la situación ha cambiado, según ha admitido ahora su actual directora, Marianne Birthler. Las actas Rosenholz no exculpan ya a Wallraff, sino que apuntan a lo contrario. Tal vuelco en el caso se ha producido, dice Birthler, "tras el análisis de las pruebas recibidas de la CIA".

Habla el acusado

Wallraff rebate estos argumentos: "Las acusaciones nuevas son iguales a las antiguas. Sólo que hay un par de actas más", afirma el periodista. Puede que todo se deba a una confusión de nombres, apunta, puesto que Wagner "es un apellido muy común". Cuando se ventilaron las primeras sospechas, el periodista se defendió hablando de "campaña de descrédito, orquestada por medios sensacionalistas vengativos".

Wallraff es un viejo enemigo de ciertos medios, concretamente de "Bild", el periódico más leído de Europa y, por lo demás, de tipo sensacionalista, en cuya redacción se infiltró para denunciar luego, en formato de libro, los entresijos de sus consejos de redacción y la manipulación informativa. Más famoso aún le hizo otra operación de "camuflaje": cuando adoptó la identidad del "turco" Alí, aceptó los trabajos más duros -o hasta suicidas, ya que hizo de Conejillo de Indias de la industria farmacéutica y mecánico de una central nuclear- para vivir en propia carne la marginalidad y desprecio a que se ve sometida la inmigración. El resultado fue "Cabeza de turco", best-seller en Alemania, que le valió la enemistad eterna de quienes se vieron "retratados" en la denuncia, como la Unión Cristianosocial de Baviera (CSU), cuyo patriarca, Franz Josef Strauss, le había llevado ya a tribunales.

Buenas intenciones y malos amigos

Independientemente de las acusaciones, cierto es que Günter Wallraff es otro triste ejemplo de aquellos intelectuales de izquierda que quisieron un mundo más justo y lucharon por las libertades civiles aliándose, paradójicamente, con una dictadura. Su despertar empero, sólo llegó cuando el régimen comunista no lo consideró más útil y le recortó sus propios derechos.

Las nuevas revelaciones sobre el pasado de Wallraff saltaron a la opinión pública a través del diario "Die Welt", del grupo Springer – asimismo editor de "Bild"-. Ello permite al escritor aseverar que se trata de las acusaciones de siempre, lanzadas por los eternos enemigos. Sólo que, ahora, el caso ha adoptado una nueva perspectiva para la oficina Birthler, en cuyas actas consta que "W" dejó de trabajar en 1973, tras comprobarse que era un individuo "no fiable, inconsistente y olvidadizo". Como ya lo dijera el propio Bertold Brecht, "la revolución se devora a sus propios hijos".

Maria Jesús Casals Carro define a Wallroff

Conviene recordar algunos aspectos de Gunther Wallraff a quien se le llamó el Robin Hood de los periodistas alemanes porque eligió la denuncia de los poderosos para proteger a los más débiles. Sus métodos fueron trasgresores en una Alemania cuyos periódicos ocultaban lo indeseable y cuyos lectores no querían leer lo que no les gustaba oír. Wallraff ha sido quizá un personaje irrepetible por lo heroico de sus acciones y por su generosidad sin límites que le llevó a prescindir hasta de tener vida propia. Durante más de 25 años fue capaz de transformarse –no de disfrazarse, he ahí el matiz- en diferentes personalidades para introducirse en lugares y situaciones que de otro modo no hubiera sido posible. Vivía estas experiencias hasta el más profundo de los fondos, por muy duras que fuesen y por largo tiempo, incluso años. Este periodista indeseable, como él mismo se calificó en un recordado libro (1979), trabajó en una inhumana cadena de montaje de coches, se introdujo como paciente en un psiquiátrico, pasó por uno de esos seudo-periodistas, Hans Esser se hizo llamar, de la tremenda prensa sensacionalista alemana gobernada por Axel Springer. Durante cuatro meses de trabajo pudo reunir material suficiente para revelar los trucos y mentiras, inventos y sucios métodos del sensacionalista y reaccionario Bild Zeitung, diario de más de 6 millones de ejemplares. Se hizo pasar por un alemán rico y pro-nazi y descubrió de ese modo la intentona golpista del general portugués Spínola. Se encadenó a una verja en Atenas pidiendo libertades para el pueblo porque quería conocer cómo era la represión en la Grecia de la dictadura militar: fue detenido, torturado y pasó tres meses en la cárcel griega. Fue un empresario católico que sentía "escrúpulos de conciencia" y por eso fue a consultar sus dudas a once sacerdotes y obispos: ¿puedo vender NAPALM al ejército norteamericano en el Vietnam?, les preguntó. Todos, sacerdotes y obispos, le aconsejaron que podía vender su química abrasiva y letal.

Gunther Wallraff publicaba libros después con todas estas experiencias practicando así lo que él mismo asumió y defendió como un contra-periodismo. Y tan comprometido estaba en este cometido que la fuerza de sus relatos no residía en su primera persona ni en el detalle de sus transmutaciones, ni siquiera en el asombro de vivir y trabajar como un turco en Alemania durante más de dos años. La fuerza residía en la sobriedad de su estilo explicativo, sin concesiones estilísticas, en el rigor del relato con nombres de personas, lugares, fechas, dichos y hechos. Documentaba exhaustivamente sus relatos para que el lector pudiera comprender la cara oculta de la realidad. Gran parte de sus ingresos millonarios por sus libros los empleó en crear fundaciones -como el Fondo de Solidaridad con los extranjeros - para la defensa de los grupos de marginados que le sirvieron como modelo de sus denuncias. Otra parte de esas ganancias las tuvo que emplear para pagar los costes de sus innumerables procesos judiciales. Ha vivido oculto, amenazado y hasta con protección policial. Aquel afamado libro suyo, Cabeza de turco, que vendió millones de ejemplares, fue un testimonio fundamental en la reciente historia no sólo de Alemania, sino también de Europa. Y lo que vivió en la piel del turco Alí –su más ambicioso trabajo, su impostura más radical y más profunda como describió Rosa Montero (1987: III)- durante treinta largos meses dejó la constatación de una realidad que era necesario saber, conocer y reconocer. Gunther Wallraff, efectivamente, no fue un periodista.

Tampoco un literato. Wallraff fue el contra-periodista, el descubridor de escándalos reales que nos salpican a todos, el que enseñaba la terrible obscenidad de las peores miserias de los poderosos en particular y de la condición humana en general, el que nos recordó que seguía habiendo esclavos y la explotación del hombre por el hombre. Si hubiera ahora un Gunther Walraff español se iría a África y se transmutaría en un magrebí indocumentado y sin dinero. Cruzaría el Estrecho en patera, intentaría sobrevivir en los campos de trabajo del Levante y hasta tal vez saldría en un reportaje de televisión denunciando que a las ovejas se les da lo que a ellos, seres humanos, se les niega: un chamizo para guarecerse.

Tiempo después lo contaría en un libro y se iría lejos de las iras de tantos y tantos personajes descubiertos en su racismo rampante y en su mezquino espíritu. Wallraff, el contra-periodista, sólo quiso despertar conciencias y lo consiguió. Juan Goytisolo, en un artículo titulado "En las aguas heladas del cálculo egoísta" que acompañaba a modo de epílogo la edición española de Cabeza de turco (1987: 238-239) nos dejó una inolvidable defensa de la actuación de Gunther Wallraff: ¿Quién conoce, en efecto, fuera de los mismos interesados, la xenofobia, explotación y desprecio vividos día tras día? Hay que vestirse, colorearse, asumir los rasgos visibles de la extranjería, como ha hecho Gunther Wallraff durante dos años, para penetrar en la vida íntima del ‘mala pinta’. Su obra "Cabeza de Turco" es sobrecogedora, no porque nos introduzca en un mundo exótico –el de la comunidad turca instalada en Alemania-, sino porque expone sin paliativos nuestra propia radiografía. Que el autor halle en plena República Federal de Alemania situaciones fielmente descritas en las novelas de Dikens y Zola no constituye una sorpresa: cualquier observador sin anteojeras puede comprobarlo ‘de visu’. Lo que da un raro valor al libro –a su admirable relato de la aventura de un narrador solitario en "las aguas heladas del cálculo egoísta"- es la "mirada nueva, más amplia, más rica" del autor a la "estrechez de espíritu y frialdad de carámbano" de sus compatriotas.

Ahí sí descubrimos algo, y la visión de Wallraff, investido de un privilegio similar al de Midas, exotiza cuanto toca: revestido de su flamante apariencia de turco, se interna y nos interna en un infierno ordinario con una santidad matizada de humor e ironía, con una indignación que se vierte en un pujo incontenible de risa. La marginalidad del punto de vista singulariza y parece dotar de un aura de novedad excepcional situaciones cotidianas y triviales, desrealiza sus contornos, las transmuta en un escenario esperpéntico en el que Frau Willi, la empresaria de pompas fúnebres dispuesta a consentir una rebaja del 10% en el precio de la futura repatriación del cadáver del presunto obrero turco desahuciado por cáncer si éste le abona de antemano los gastos, adquiere un valor emblemático. ¿Cómo no reconocer en ella la monstruosidad de nuestra amable y obsequiosa vecina?

El recorrido casi picaresco en busca de empleo del falso Alí es el de doce millones de asiáticos, negros, árabes o latinoamericanos de ‘mala pinta’, continuamente enfrentados a circunstancias en las que la monstruosa normalidad de las conductas florece a sus anchas. Explorador de los límites de la abyección humana, Wallraff nos obliga a sondear insospechables honduras y bajar entre risas a los intestinos nauseabundos de la Europa superior, culta y civilizada

En Barcelona, con chilaba no es un reportaje, no es periodismo. Ni contra-periodismo. Es un juego, vendido como espectáculo, propio de esos malos actores "a lo Wallraff" que siempre tienen el recurso de la ducha confortable y tan higiénica.

Ningún periodista tiene la obligación de ser un Wallraff. Es más, su profesión no es el contra-periodismo sino el periodismo con sus reglas de juego claras y exigentes: no ocultar su condición de periodista, no engañar para conseguir información, no promover escándalos como espectáculo ni como arma ideológica para conseguir fines no confesados. Documentarse, buscar, saber preguntar, saber escuchar, saber escribir, saber contar, saber analizar. Respetar los límites de los géneros porque son los códigos de credibilidad de su profesión. Una profesión que se verá obligado a defender como un servicio social de primer orden. Ya en 1919, Max Weber (1983:97-99) describió en este elocuente alegato la dimensión de esta enorme responsabilidad:

El periodista es en la actualidad el representante más importante de esa clase de políticos que fundamentan su actuación en el lenguaje. (...). El periodista comparte con el demagogo, el letrado (al menos en el continente, pues su situación en Inglaterra es distinta, al igual que en la Prusia del pasado) y el artista este destino: carece de una clasificación social fija. Forma parte de una casta de parias. La sociedad lo tasa siempre según sus representantes de ética más dudosa. En consecuencia, circulan las ideas más extravagantes sobre los periodistas y su trabajo. No todos saben que para realizar un trabajo periodístico realmente valioso se requiere tanto ""espíritu""como para cualquier trabajo científico -en particular porque es preciso crear de forma inmediata, como si se obedeciera a una orden, y buscar un efecto inmediato-, aunque las condiciones sean, desde luego, distintas.

Casi nunca se presta la debida atención al hecho de que la responsabilidad del periodista es muy grande; por lo general, el sentido de responsabilidad de un periodista honrado no suele estar por debajo del de un científico; más bien, está por encima, como lo ha demostrado la guerra.

Sin embargo, sólo retenemos en la memoria los trabajos periodísticos irresponsables, debido a que su efecto suele ser terrible. Nadie cree, por ejemplo, que la discreción de un periodista competente supera, en general, a la de otras personas. Las enormes tentaciones que esta profesión conlleva, y las otras circunstancias que hacen al entorno del trabajo periodístico, producen esas consecuencias que han habituado al público a mirar a la prensa con una mezcla de desprecio... y de miserable cobardía ...

Introducción a una Ética en tiempos de penuria. Escribe Oscar Portela

¿ Porque escribir una nota sobre un filme que no conoce nadie y que es poco probable que lo conozcan debido a su nula distribución incluido en dvd? Pués porque es algo más que un simple filme excepcionalmente realizado, actuado y escrito. Se trata de algo aún de que la cinta exige una interpretación que va más allá de una discusión acerca de la funciones de lo que denominamos Cuarto Poder, de una Tesis sobre la Cuestión Ética que entraña la heroica y abnegada función de formar informando. Se trata de algo más de de las denuncias sobre la corrupción de la Prensa en Función de las Hegemonías políticas.

Se trata pués de mostrar que lo que llamamos concentración de poder encuentra en la información el modo de anular el espacio de lo privado y convertirlo en “acodo de lo público”: (Sendas Perdidas: Heidegger). En lo que el mismo maestro denominó “publicidad de todo ente” se encuentra el ejerce por donde pasan todas las formas de manipulación de conciencias como modo de llegar al complot político que Hitler soñó he hizo realidad.

Hitler sabía que solo en la superficie el nazismo como forma extrema de maltusianismo había fracasado. Sabía incluso que aquella guerra constituía solo un episodio de algo que iba más allá de la contingencia de la derrota fáctica.

Había demostrado al mudo algo que el mundo no sabía: que un gobierno mundial era posible – aún a costa de eliminar a media humanidad del planeta: esta y no otra el “la voluntad que se sabe a si misma” en el instrumental de la esencia de la técnica. El nihilismo es más amplio que todo desierto.

Aún más: es para Heidegger la posibilidad de todo desierto y como este le decía a Junger la línea que determina donde se debe saltar sobre el desierto somos nosotros mismos.: (Sobre la Linea).

Poco importa si alguien a quien pocos conocen – entre estos yo- como Gunther Walrraff estuvo en un momento de su vida unido o no ha organizaciones nazis. Esto nos conduciría a reducir su tarea a la coyuntura contingente que toda vida humana entraña. Lo que si importa es que existió y significó para la Alemania dorada de la Social Democracia, las denuncias de los infames connubios del gran Empresariado con una Prensa que reflotaba todas las formas de las nuevas formas de esclavitud que reina en la Cultura Globalizada.

La valentía lindante con la psicopatía de Wallraff lo lleva a abandonar toda forma de vida que no sea la de la simulación y el nomadismo. En la sociedad del “recelo” todo “otro” es el Enemigo. Y yo soy mi propio enemigo. La veracidad la historia que muestra el rostro invisible del nazismo (equidistante de izquierdas y derechas) es implacable y atemorizante.

En verdad Wallraff logró camuflado ser integrante del staff del diario más leído de Alemania y ese pequeño o inmenso guetho donde se determinan las formas de interpretar las formas de la realidad al servicio de los complots políticos y económicos, solo sobreviven los más fuertes. ¿Y quienes son los mas fuertes?

Aquellos que con la impudicia del deshonor están dispuestos a los Himler a barrer con todo lo que se interponga entre el poder total – la servidumbre de los débiles – y la administración de una verdad que debe aún ser puesta a prueba.

Son los frágiles los más débiles. Cristo en la Cruz demostró lo contrario. Con su familia en peligro de muerte, el mismo y su nueva compañera bordeando la final caída en el abismo, Wallraff fue descubierto pero logró salvar su vida.

Sus aventuras o desventuras no habían terminado. El archivo Wallraff encriptado en el Diario no había sido retirado. Y sin el no había libro de denuncia, sino cárcel y denuncia ante los más altos estrados judiciales, acerca de su doble identidad.

Con la sutileza de un maestro Bobby Roth nos lleva a un momento crucial del film. Aquel en el que el segundo director del periódico – ¿secretamente enamorado de Wallraff? - , decide salvarlo entregándole el dossier Walldorff , y las falsificaciones y adulteraciones de personalidad que obraban en poder de Diario.

La muerte de este ambiguo personaje porque ambigua es la naturaleza del hombre es un momento culminante del film. ¿Porque escribir sobre un filme que el publico no verá y que no verán los profesores de filosofía ni los políticos y menos los jóvenes?

Porque de el se desprende una luz de esperanza que es la luz del amor. No de la piedad sino del amor. En una era donde la Ética se convierte en un Castillo de Cristal custodiado por ángeles sin sexo, el filme marca además el camino por donde debe transitarse para plantearse una vez más los interrogantes de las Grandes Éticas.

No tal vez en nombre de una humanitas muerta, sino en la de este simio mutante que es el hombre y cuya “naturaleza” pivotea “sobre el abismo de la ausencia de fundamento”. Hallar el camino que conduzca a esos fundamentos constituye el desafío del pensar como “re-unión” y no como “raepresentatio”, en un ámbito donde voces secretas regulan nuestra relación con el cosmos, la tierra y los otros.

La penuria no solo carencia. No solo ausencia. Es la intransintable senda que conduce del habitar al construir. Hoy no habitamos. Lo vio Kafka. Solo somos el absurdo que espera la hora – nuestra hora – para penetrar a un sombrío Castillo. El construido por Dedalus hace tres mil años atrás.

Las lecciones de actuaciones que dan Peter Coyote, Nathalie Baye, Jurgen Prochnow, Hippolyte Girardot, hacen no solo creíble la historia. La magnifican. Prochnow muestra en éste filme que es – a pesar de los pesares -, uno de los actores más importantes de nuestro tiempo.

Oscar Portela Corrientes 2007-10-18

Anonymous said...

Gacetilla de Prensa:
-
Un Encuentro con Oscar Portela
EL CAFE LITERARIO DE BUENOS AIRES, con la dirección de Josefina Arroyo,
Presenta el lunes 10 de diciembre una velada de lectura de poemas de Oscar Portela.
Habrá lectura de poemas seleccionados por el autor,
Y una entrevista al poeta
A cargo del escritor Alejandro Drewes

***********

10 de diciembre 19, 30 horas.
-
Marcelo T. de Alvear 2199, esquina Uriburu, Ciudad de Buenos Aires

“Existen” – afirma Oscar Ignacio Portela – “tantas leyendas urbanas como rurales acerca de quien soy, que hasta yo mísmo me confundo a veces”. Un unicornio o un “pombero” al modo de Marily Morales Segovia. Con seguridad por lo menos un personaje sospechoso. Entiendo sin embargo que estas ficciones que tienen que ver con un nombre, contienen más verdades acerca de quien soy, que las que podría reconocer la palabra “YO”.

En realidad Oscar Portela no designa otra cosa que una cantidad de textos con una firma que teóricamente les da una identidad, ya que el lenguaje básicamente no contiene y difiere del universal-singular humano, de aquel que lleva mi nombre, solo protagonista de humo de la comedia humana.

Y todo texto aspira a ser anónimo, tanto como el poeta carece de ser y se confunde a todo aquello que lo rodea como afirmaba Lord Chandos.

Por eso Oscar Portela no se presenta a Premios Literarios. Acepta contrito ciertas vagas distinciones, en función de la misma Comedia del Arte, y aunque algo así como su nombre se extienda a títulos de libros, antologías, o sitios y Web de la Gran Red, en su intimidad a decidido que su vida transcurra sin sonidos ni furias.

Vive en la Aldehuela Capital del Apartado de Corrientes, apartado el mísmo de toda vida societaria y repite con Unamuno diariamente, en mi soledad te busco. Nació en 1950 sobre plumas de garzas blancas y moras, entre los montes y lagunas de un pueblecito llamado Loreto. Su madre fue un hada llamada Marina concepción Bofill Gómez de Barreda y su padre una parca mezcla de criollaje indómito mezclado al gallegaje impulsivo que comenzó a poblar la Argentina de aquella época.

Los padres de su segundo nacimiento en Buenos Aires en 1974, fueron Sigfrido Radaelli, Ricardo Mosquera Eastman, la extrahumana Luisa mercedes Levinson, la todo-ternura Alicia Ortiz.

Tiene tres hermanos: el mayor Francisco Madariaga y los de sangre Raúl Antonio y Humberto Guillermo y dos hermanas, María del Carmen Suárez y Elida Manselli (alias la Etrusca).

No ha ostentando jamás cargo político alguno, carece de partidos o ideologías políticas y solo reconoce el magisterio sobre sí de Federico Nietzsche y Martin Heidegger.

No pertenece a escuela estética literaria alguna y augura después de dos décadas de desastres, un nuevo renacimiento del arte y la cultura, no sin antes grandes dolores de parto para los hombres.

“Rabdomante, ermitaño”, lo ha llamado María del Carmen Suárez, atesora en su memoria su relación temprana con Ernesto Sábato y su amistad con Abel Posse.

Acerca de sus Memorias tiene preparado un viaje subsidiado del Dr. Alejandro Drewes a Corrientes para tomografíar en el lugar el vientre donde se ha gestado la obra que a dado a luz durante más de cuatro décadas.-