Sunday, May 18, 2008

Matrimonio gay en California

El Tribunal Supremo de California aprueba el matrimonio gay a pesar de que el Estado contaba con una ley que equiparaba a las parejas de distinto y mismo sexo y que un referéndum había prohibido que las uniones de dos personas del mismo sexo se llamasen matrimonio. ¡Qué pesados!

David Weigel, de la peligrosa ultraizquierdista, antiliberal y opuesta del derecho natural, que como todo el mundo sabe consiste en que un hombre y una mujer se casen, sean fieles hasta la muerte y tengan muchos hijos (de ahí la poligamia, la prostitución, la infidelidad y todas esas cosas, vamos que eso de que los machos poseen un instinto que les lleva a intentar el apareamiento con el mayor número de hembras posibles es propaganda del lobby gay. ¿Prohibimos las bodas de personas estériles y de ancianos en nombre de la libertad individual?), Reason, analiza la cuestión de forma un tanto cínica, aunque acertada:

"Politically, I suppose this is bad news for the Democrats, but not nearly as much as in 2004. For one, it's not coming out of a candidate's home state. (How lucky was John Kerry to come from Massachusetts in the year of the Goodridge decision?) For another, John McCain voted against the Federal Marriage Amendment: He can't demagogue this, and he won't. And finally, the issue's simply becoming less volcanic as the issue is normalized. The way things are going, Mitt Romney will be leading a pro-gay marriage campaign by 2016 or so."

10 comments:

irichc said...

El derecho natural tiene en el hombre el contrapeso del pecado original. ¿O porque haya asesinos negarás que, por regla, no hay que matar?

Anonymous said...

Mala noticia para Aquiles, partidario de "aumentar" los derechos de los homosexuales, por ejemplo, impidiendo que puedan casarse, impidiendo que puedan adoptar, suprimiendo sólo para ellos la pensión de viudedad...

Libertymad said...

¿Qué tienen que ver los homosexuales con los asesinos? ¿Matamos a alguien? Bueno, yo usaría mi derecho a la defensa propia contra ti, por ejemplo, si quisieras hacerme algo malo, pero más allá de eso, nada.

Libertymad said...

Mala noticia para los que creemos que la justicia no tiene que meterse en esas cosas porque en California no existía discriminación, ya que había una ley que hacía lo que el Estado debe hacer, mantenerse al margen del asunto y dejar que cada uno haga lo que quiera.
Respecto al asunto de las pensiones, yo soy partidario de privatizarlas, porque no tengo por qué pagar ni la viudedad ni la orfandad de nadie. Que cada uno haga con su polla lo que quiera, pero la cuenta que la pague él.

irichc said...

En ningún momento he dicho que los asesinos sean equiparables a los homosexuales. Un poco de seriedad.

Que cada uno haga con su polla lo que quiera, pero que no la meta en el código civil.

Libertymad said...

Ni en la declaración de Hacienda de los demás.

Retroferran said...

Manda huevos: no importa si eres gay o no, solo defiende una posición de libertad en lo que hace a la intimidad y te crucifican el blog...

Anonymous said...

Apoyo el matrimonio y la adopción homosexual, porque es libre ejercicio de cada uno y a nadie pejudica. Cada uno como dices, con su polla, lo que quiera. Y yo, ni tengo polla ni soy homosexual.
Pero eso de que "no tengo por qué pagar ni la viudedad ni la orfandad de nadie" me resulta aberrante. Me ha impactado. Obvio es que mi liberalidad o amor a la libertad no va mas allá de lo personal. En lo económico, busco algo razonable. Me imagino la desestabilización social y la monstruosidad que supondría miles de ancianos en las calles y miles de niños abandonados a su suerte como en Rusia viviendo bajo el metro. Yo no viviría con la conciencia tranquila, aparte del peligro social que supone. A veces me pregunto si esta liberalidad económica radical es pose o realidad. O egoísmo. Ójala no nos toque nunca un revés de mala suerte ni a tí ni a mí, ni ahora ni en la vejez. Como nos toque y gobierne un seguidor tuyo, a joderse tocan. Demos gracias de no haber sido huérfanos en un estado liberal. No estaríamos aquí escribiendo, quizá ni vivos. Y mira que me jode y asquea el cristianismo, pero esta filosofía liberal económico radical me parece depredadora. Cuando se inunde tu ciudad o se queme tu casa, rodeado de llamas, coge tu manguera y apaga el fuego tú solo, sin el Estado. A ver cómo se te dá. Igual estabas como los negros de Nueva Orleans con el Katrina, muerto de asco en un tejado, esperando la muerte o la caridad de alguien que te recoja. No veo mal que se lleven gran parte de mi nómina para que me atiendan si en un futuro tengo cáncer, o atiendan a otros que puedan necesitarlo. No me ofende. Me ofenden muchas otras mierdas del PSOE. Muchas. Saludos Pandemonio.

Libertymad said...

Perdona, creo que me he pasado. Disculpa si esto suena un poco marxista, pero ¿no te parece que el hecho de que en algunos países los gays paguen con sus impuestos pensiones y beneficios de todo tipo que sus parejas nunca podrán disfrutar (aparte de la herencia, que en algunos sitios sigue correspondiendo a la familia) no es una injusticia y una aberración? A eso me refería.
Por otra parte, y como dijo Hayek en una cita olvidada, cuando no criticada por muchos, en las sociedades ricas como las nuestras siempre habrá medidas para apoyar casos urgentes. Es más, si se liberaliza la economía habrá más fondos para cubrir emergencias y casos extremos.
No soy anarcocapitalista, ni siquiera partidario de un estado mínimo, pero creo que hay muchas medidas que se podrían tomar de forma gradual. Mis amigos ancaps me llaman socialista.

Anonymous said...

Totalmente de acuerdo, pandemonio, injusto es que un gay tenga que pagar los derechos de otros que él no puede disfrutar (yo eso no lo veo un comentario marxista por ningún lado). Eso ocurre y me parece también aberrante. Por eso defiendo el matrimonio homosexual, no la unión homosexual, es decir, mismos derechos, libertades y deberes para todos. Pensiones incluidas. Porque aunque uno sea homosexual, si un día te da por adoptar (o inseminarte si fueras mujer) y quedarte cuidando de los niños mientras tu pareja trabaja, y a tu pareja le pasa algo, pues debería alguien protegerte un poco digo yo. Seas homosexual, hombre, mujer, pelirrojo o de Burgos o de Logroño, qué más da. Para que puedas salir adelante, aún trabajando. Es complicado porque hay gente que se aprovecha vilmente del estado, pero llegar a la desprotección absoluta me parece peligroso. Lo útimo que soy es socalista o marxista, pero un pequeño estado del bienestar me parece sinónimo de progreso y me tranquiliza, la verdad (aunque ahora lo tenemos muy relativo, la mitad del dinero se la gastan en estupideces los socialistas, o en el estado del bienestar de los políticos de medio pelo).

Me gustaría estar segura de que en una economía liberal habría mas dinero para casos de emergencia. ¿Quien me lo garantiza? A mí me gusta mas Suecia (bienestar moderado intentando no axfisiar) que USA (con una parte de tercer mundo en el primer mundo), pero eso es un gusto muy personal, claro. Lo que sé seguro que no me gusta es que Z me estafe, en el nombre de la justicia social que no practica. Saludos de queridanónima.