Tuesday, May 13, 2008

Trento, Cristo Rey y liberalismo

Alucino con el último artículo aparecido en Foro Arbil. Lo leo y casi no lo creo. ¿Una nueva corriente del liberalismo?

«En Trento, por boca española, se subrayó el dogma de la libertad, es decir, el de la posibilidad de colaborar en la obra divina, poniendo a salvo la Encarnación en cada hombre, la real existencia de un cuerpo místico.
En Trento se afirmó la existencia de la libertad en la posibilidad de consentir o resistir.
Mientras Lutero decía que la Gracia encuentra al hombre corrompido y corrompido lo deja, agregando que su acción se reduce a no otorgarle la no imputabilidad del pecado, los misioneros de España, que no creían que la Gracia fuera una ficción jurídica, sino una renovación vital, penetraron en las fragosidades de las selvas americanas para llevarla a los naturales, seguros de que ella, vivificando a la naturaleza como una perfección elevaría a un ser perfectible.
Tal es la siembra estupenda del siglo XVI.
Frente al mundo que se debate en la angustia y el asco, sólo los ideales de la Hispanidad ofrecen salvación.
Tenían razón Carlos I y Felipe II. Mientras los ideales que terminan en los Pirineos continúan dividiendo, los que allí comienzan unen a muchos pueblos dentro de lo esencial: un mismo sentido de la vida.
El destino de la Hispanidad tiene que ser, por todo eso, salvar, en el caos que se avecina, la persona humana y, con ella, vencer al Anticristo.
Es el imperativo que dejaron en América, sellado con su sangre, como un deber de conciencia.
Legado que los hombres de América deben recibir, salvo que renunciaran a su propio ser y a su propia personalidad para insistir, por las vías del plagio, en recorrer caminos de muerte, como fueron aquellos en que los falsos apóstoles de la política sumergieron a América durante el último siglo.
Pero muchas voces anuncian que ese peligro ha pasado. La voz auténtica del estilo de la raza vuelve a ser escuchada.
Los hispanoamericanos principiamos a comprender que Dios está en nosotros, porque Dios está en la Hispanidad; y está en ella porque la Hispanidad —como sentido de la vida— es la verdad.
La siembra española del siglo XVI se abre en esperanzas, que dicen que América, en las luchas del futuro, estará donde le corresponde: ¡con Cristo Rey!”»

Vicente Sierra .

2 comments:

Milius said...

Pues...no veo el liberalismo por ningún sitio. Parece la transcripción de alguna soflama de un programa "cultural" de Radio Intereconomía.
Parece que te hagas el interesante, Libertymad, tú quieres avisarnos de algo, pero no te explayas.

Marzo said...

Er... ¿Arbil afirma ser liberal? Voy y leo:

ARBIL es un foro de compromiso en favor de los valores, que quiere abrir cauces de participación ciudadana en la defensa de los principios genesiacos que configuran la civilización, buscando su implantación en la sociedad.
[...]
ARBIL ha asumido la tarea de construir un estado de opinión que respalde aquellos valores fundamentales que históricamente han configurado la civilización occidental: la vida, la familia, la dignidad del trabajo, la unidad moral y social de la nación, para regenerarlos.


No sé... ¿te veré extrañado de no encontrar liberalismo en Mundo Obrero? ¿O de que mienten una cierta "libertad" que tampoco se parezca mucho a la libertad liberal?