Saturday, September 16, 2006

Espionaje soviético en los EEUU

Imprescindible ver "La noche temática" en la 2 de Televisión Española esta noche. Dan una película magnífica de Otto Preminger -El cardenal, Buenos días tristeza, Éxodo- basada en la novela de Graham Green "El factor humano" y después un documental sobre los espías soviéticos que pasaron los secretos nucleares a la URSS. En cierta forma, el documental desmiente una de las películas de Preminger, la magnífica pero falaz Tempestad sobre Washington.

El documental es especialmente recomendable, porque se basa en los archivos del proyecto Venonay desmonta una de las grandes mentiras de la historiografía progre: el mal llamado "miedo rojo" que los EEUU sufrieron en los primeros años de la Guerra Fría provocado por oscuros personajes ultraconservadores que veían espías en todas partes. Como una abundante bibliografía publicada en los últimos años ha probado de sobra, el miedo estaba más que fundado. Supongo que después de ver el documental muchos quedarán inmunizados contra la historiografía basura de la izquierda y verán a personajes como el senador McCarthy de otro modo.

Por cierto, McCarthy fue senador, así que imposible que presidiera la comisión de la Cámara de Representantes de actividades anti-americanas. Esa no es sino una de las 1.000 mentiras sobre el senador. No se pierdan el documental, porque seguro que animará su interés en estudiar la Guerra Fría desde un punto de vista menos ideológico.

En 1943, en plena guerra fría, el proyecto Venona encontró la clave para descifrar los códigos soviéticos de envío de información. Gracias a él, salió a la luz toda una red de espionaje que estaba operando en Estados Unidos y concretamente enviando información a la URSS sobre el proyecto ultra-secreto de la bomba atómica.

Este documental revela datos inéditos hasta ahora sobre los hechos y sobre la actuación de los agentes secretos, en especial de Theodore Hall y Saville Sax –cuya actividad nunca fue demostrada por el FBI- y también la del matrimonio Rosenberg, que jugaron un papel esencial durante la II Guerra Mundial y fueron ejecutados en la silla eléctrica en 1953.

A través del proyecto Venona, los descodificadores hallaron nombres en clave de más de 300 norteamericanos –algunos de ellos importantes cargos en la Administración- que espiaron para los soviéticos durante la II Guerra Mundial. La contrainteligencia norteamericana sólo fue capaz de identificar a cien de estos agentes soviéticos. Fuente: Radio Televisión Española.

2 comments:

Anonymous said...

¿en la televisión pública de Zapatero?

Igual que en Canal Sur, que ponen odos los días pelis americanas.

pepelibre said...

Daos una vueltita por aqui, os va a gustar:
http://elcuadernolibredepepeblanco.blogspot.com
Es un blog de comentario del blog de Pepe Blanco, y esta muy bien.