Sunday, December 23, 2007

Catolicismo inglés y sensacionalismo castizo

Según diversas fuentes, entre el 18 y el 31% de los británicos se declara practicante de alguna religión. En cuanto a los cristianos (70% de la población y un tercio menos que hace 18 años), aproximadamente un 20% de ellos dice acudir a la la iglesia al menos una vez al mes, aunque parece ser que la realidad es bien diferente y que muchos encuestados sobreestiman su participación en actos religiosos.

En cuanto a los católicos, tanto el censo del Christian Research English Church como Grace Devie en su libro Religion in Britain Since 1945 detectan un declive entre 1975 y 1992. La primera fuente detecta una caída del 49% en la asistencia a misa entre los católicos (la disminución entre anglicanos es menor, 31%). La segunda fuente observa que desde 1975 el número de católicos en Inglaterra ha disminuido un 20%, una bajada similar a la sufrida por la iglesia anglicana. En 1992, el número de católicos excedía al de anglicanos en un 10%.

Según las últimas cifras, en estos momentos en Inglaterra hay más católicos practicantes que anglicanos. El número de católicos podría estar subiendo debido a la llegada de inmigrantes polacos. Por lo tanto, no parece que haya en Gran Bretaña una huida masiva de anglicanos hacia Roma a pesar de las conversiones estrella -miembros de la familia de la Reina, Tony Blair y algunos elementos de la elite intelectual y periodística-, al menos entre los nacidos en ese país.

La mezcla de patrioterismo barato y sensacionalismo con que algunos medios están informando de la conversión de Tony Blair produce un poco de vergüenza ajena. Y luego nos quejamos cuando la prensa extranjera dice tonterías sobre España. Seamos un poco serios.

2 comments:

seleucus said...

Me encanta Blair. El Reino Unido para adelante, Londres preciosa, se gasta en defensa lo que toca para mantener dictaduras a raya y encima va y se convierte. Con un par. Cuando salga alguien parecido en España, avísame (en Grecia, ni soñarlo).

Libertymad said...

Espera sentado, guapo.