Sunday, December 16, 2007

Chocolatinas, cigarrillos y propinas

Lo que las enfermeras deberían hacer es gastar menos en chocolatinas y cigarrillos y dejar de protestar por el dinero. Esta frase y otro comentario del estilo sobre los huevos le costaron el puesto a Edwina Currie, a la sazón ministra de Sanidad del Reino Unido en uno de los gobiernos de Margaret Thatcher. Ni siquiera sus credenciales liberales -había trabajado con el mismísimo Keith Joseph- le libraron de la defenestración.

Fiel a su ejemplo, Solbes sale con lo de las propinas, aunque en su caso tal vez tenga razón. Como no creo que el ministro frecuente los barrios de San Blas o Villaverde, de sus declaraciones saco la conclusión de que los diputados y altos cargos del Gobierno son de una prodigalidad sorprendente. ¡Quién fuera camarero en el bar del Congreso!

3 comments:

Maromo said...

Veo el blog un poco mas pink

Fin de los Tiempos said...

No creo que los camareros se forren con los socialistas, ¿no fue Zapatero quien dijo desconocer el precio de un café porque siempre le invitaban?

Anonymous said...

Estos sociatas son los mismos que criticaban a Cascos por decir que los pisos subian porque los españoles los compraban.
Ya solo falta que digan que claro que hay inflacion con toda la chusma esa yendo de bares los muy hijoputas y encima querran ir en coche venga a gastar gasolina.Que conejo, a pan y agua que es mas barato.