Saturday, June 21, 2008

Adictos al matrimonio

En los EE.UU suele decirse que la principal afición de los californianos es el matrimonio, seguida de cerca por el divorcio. No parece que gays y lesbianas difieran en esto del resto de la población.

Pocas semanas después de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo decretada por el Tribunal Supremo de aquel estado, los condados de Los Ángeles, San Diego, San Francisco y Orange suman un total de 3424 peticiones de boda. La población total de estas zonas es de 17 millones de personas.

En España, con una población actual de 46 millones, la cifra de bodas gays en junio de 2007, dos años después de su aprobación, era de 3340, siendo el número de matrimonios de este tipo contraídos durante los primero cuatro meses de la medida de tan solo 148.

A este ritmo, los gays y lesbianas californianos van a batir un nuevo récord mundial, y ese estado dejará de ser un destino turístico atractivo para los singles, claro, a menos que uno tenga suerte, en cuyo caso, boda segura.

Hace tiempo mantuve la tesis de que llamar "matrimonio" a las uniones homosexuales podría tener un efecto disuasorio. Tal vez en España, pero no en el Pacífico.

8 comments:

Fonseca said...

"El matrimonio es el primer paso para el divorcio"

Fonseca dixit.

Libertymad said...

Qué poco romántico eres. Y a tu edad. Debería darte vergüenza. Tienes muy poco que ver con la cosmovisión cristiana que propugnan algunos. Por cierto, un concepto acuñado por Goebbels, y no precisamente en sentido peyorativo. Se lo voy a decir a Elentir. No sé qué pensará él de eso.

Marzo said...

Perdona, pero el palabro Weltanschauung es anterior a Goebbels; como poco es de Dilthey.

Fonseca said...

¿Quien ha dicho que el matrimonio sea romántico?:p



Fonseca

coup de bâton said...

Pero fue uno de los jerarcas nazis, no recuerdo si Goebbels o Himmler, el que se lamentaba de que los alemanes formaran parte de la "civilización" cristiana, ya que el cristianismo fomentaba esa "moral de débiles" y señalaba como modelos a seguir la "fiereza" y "belicosidad" de los aguerridos follacabras. Ahí están los encuentros de Hitler con el Gran Muftí de Jerusalén y los lamentos de aquél al final de la guerra por "no haber sabido jugar la carta árabe".

En cualquier caso, y como yo no soy capillita, el motivo de este post no es exculpar al cristianismo: yo pienso que la relacion entre las Iglesias cristianas y el III Reich es un tema muy confuso y no puede tratarse muy a la ligera.

Anonymous said...

¿Quien ha dicho que el matrimonio sea algo cristiano? ¿Negáis la unión legal de dos personas ateas o no católicas homosexuales o heterosexuales sin ánimo de procreación? ¿Por qué no va a ser matrimonio y ha de pasar a ser unión? Pido que se use el término matrimonio católico y matrimonio civil.

Eureka said...

El matrimonio en sí es muy poco romántico, incluso es una palabra horrible, como palabra casi suena mejor divorcio.
Yo voto por la creación de una nueva palabra que represente el amor eterno entre dos personas, y que tenga la validez civil y eclesiástica.

Por ejemplo la gente que se casa por interés, por miedo a la soledad, por dinero, por poder, por el que dirán, por tener hijos, o por cualquier razón que no sea el amor debería entrar dentro de una categoría léxica (matrimonio serviría), mientras que los que se casen únicamente por AMOR se inscribirían bajo otro epígrafe (pensemos en una bella y romántica palabra), independientemente de su condición sexual y demás...

(aunque esté de verbena esta reflexión no es producto del cava)

Libertymad said...

Coup, entonces ¿por qué algunos católicos se han aficionado a usar términos si no acuñados, por lo menos usados en política por los nazis? ¿Ignorancia o locura?